¡Jesús tiene la respuesta a vuestras preguntas y la clave de la historia! En Cristo descubriréis la verdadera grandeza de vuestra propia humanidad. ¡Él sigue llamándoos, Él sigue invitándonos! Sí. Cristo os llama, pero Él os llama de verdad. Su llamada es exigente, porque os invita a dejaros «pescar» completamente por Él, de modo que veréis toda vuestra vida bajo una luz nueva. Es el amigo que dice a sus discípulos: «Ya no os llamo siervos…, sino que os llamo amigos» demuestra su amistad entregando su vida por nosotros. La auténtica vida no se encuentra en uno mismo o en las cosas materiales

San Juan Pablo II