”teologia_del_cuerpo”

Es una locura odiar a todas las rosas solo porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños solo porque uno de ellos no se cumplió. — El Principito.

Antoine de Saint-Exupéry