Dios mío, ¿cómo hablar de mi ser? ¿De cuál ser si Tú solo eres? ¡Si mi ser no es! ¿Cómo expresar esta idea, si no tengo existencia fuera de Ti? ¿Si esto que llamo yo no es ni en un punto, puesto que ese punto es un instante que se va? ¿Cómo puede decir el aire iluminado que es luz, si la que tiene está en el foco? ¿Si mi vida es en Ti?

¿Cómo puedo hablar de mi vida, si no tengo vida? ¡Si solo Tú eres mi vida! ¿Si lo que tengo, en mí, es una muerte continuada, en un medio que se va? ¿Si es un agonizar la vida humana? ¡Dios mío, vida viva, vida única! ¡Ser único! ¿Cómo puedo decir mi vida, si ni es vida ni es mía! ¿Cómo diré yo si no soy? ¡Si Tú solo eres! — Historia de las misericordias de Dios en un alma, cap. 1

Santa Laura Montoya