Citas de "Tomás de Kempis"

Tomás de Kempis C.R.S.A. (Kempen, 1380 - Zwolle, 30 de agosto de 1471) fue un canónigo agustino del siglo XV, autor de la Imitación de Cristo, una de las obras de devoción cristiana más conocida desde entonces, redactada para la vida espiritual de los monjes y frailes, que ha tenido una amplia difusión entre los miembros de la Iglesia. Algunos importantes autores de espiritualidad cristiana le han dado gran relieve, como Teresa de Lisieux, Bossuet y Juan Bosco, entre otros.

Tomás de Kempis

Tú ¡oh dulcísimo Señor! haces conmigo mucho más de lo que merezco

Esto, Señor, hace tu amor; que sin méritos míos, me previene y me socorre en tantas necesidades, guardándome también de…

Tomás de Kempis

Jesús tiene muchos que desean consuelo, pero pocos que quieran tribulación

Jesucristo tiene ahora muchos amadores de su reino celestial, pero muy pocos que lleven su cruz. Tiene muchos que desean…

Tomás de Kempis

Si tienes riquezas no te gloríes de ellas

Si tienes riquezas no te gloríes de ellas, ni en los amigos, aunque sean poderosos; sino en Dios que todo…

Tomás de Kempis

El Señor siempre socorre a los que pelean y esperan en su gracia

Si nos esforzásemos más en la batalla peleando como fuertes varones, veríamos sin duda la ayuda del Señor que viene…

Tomás de Kempis

Conócete digno de ser atribulado

Conócete por indigno de la divina consolación, y más bien digno de ser atribulado. Cuando el hombre tiene perfecta contrición,…

Tomás de Kempis

Cuando la tentación te aceche, pronuncia esta oración

Señor Dios mío, que me criaste a tu imagen y semejanza, concédeme esta gracia, la cual mostraste ser tan grande…

Tomás de Kempis

Tú, Señor de todos, que no tienes necesidad de alguno, quisiste morar entre nosotros

¡Cuán grandes gracias y loores se te deben por tales mercedes! ¡Oh cuán saludable fue tu consejo cuando ordenaste este…

Tomás de Kempis

Vive siempre con vigilancia, que nunca la muerte te halle desapercibido

Bienaventurado el que tiene siempre la hora de su muerte ante sus ojos, y se apareja cada día a morir….

Tomás de Kempis

Vela con diligencia en el servicio de Dios

Hermano mío, vela con diligencia en el servicio de Dios, y piensa muy continuo a qué viniste, y por qué…

Tomás de Kempis

¿Hablaré yo a mi Señor, siendo como soy polvo y ceniza?

Si más de esto me reputares, tu estás contra mí, y mis maldades hacen de esto verdadero testimonio, y no…

Tomás de Kempis

Cuán pocos son los que aman la cruz de Cristo

Jesucristo tiene ahora muchos amadores de su reino celestial, mas muy poquitos que lleven su cruz. Tiene muchos que desean…

Tomás de Kempis

Este es el principio de toda tentación

El principio de toda tentación es no ser uno constante y tener poca confianza en Dios; porque así como la…