Citas de "Santa Teresita del Niño Jesús"

Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz o, simplemente, Santa Teresita (Alenzón, Normandía; 2 de enero de 1873-Lisieux, Normandía; 30 de septiembre de 1897) fue una religiosa carmelita descalza francesa declarada santa en 1925 y proclamada Doctora de la Iglesia en 1997 por san Juan Pablo II.

La encantadora sonrisa de la Santísima Virgen

De repente, la Santísima Virgen me pareció hermosa, tan hermosa, que yo nunca había visto nada tan bello. Su rostro…

El único bien que vale la pena es amar a Dios con todo el corazón

Dios me concedió la gracia de no conocer el mundo, a no ser justo para despreciarlo y alejarme de él….

Así fue el día que dije «Dios mío, no quiero ser santa a medias»

Un día, Leonia, creyéndose ya demasiado mayor para jugar a las muñecas, vino a nuestro encuentro con una cesta llena…

¡Qué dulce fue el primer beso de Jesús a mi alma!

¡Qué dulce fue el primer beso de Jesús a mi alma…! Fue un beso de amor. Me sentía amada, y…

¡Jesús mío, te amo! Y amo a la Iglesia, mi madre

¡Jesús mío, te amo! Amo a la Iglesia, mi Madre. Recuerdo que «el más pequeño movimiento depuro amor es más…

Él se complace en mostrar su bondad sirviéndose de los instrumentos menos dignos

Dios, que quería llamar hacia sí a la más pequeña y más débil de todas, se apresuró a hacerle crecer…

Así es como puedes ofrecerle a Dios algo que te molesta mucho

Durante mucho tiempo, en la oración de la tarde, yo me colocaba delante de una hermana que tenía una curiosa…

Él ha querido crear grandes santos, que pueden compararse a los lirios y a las rosas

Jesús ha querido darme luz acerca de este misterio. Puso ante mis ojos el libro de la naturaleza y comprendí…

Conmigo el Señor ha sido siempre compasivo y misericordioso

Me encuentro en un momento de mi existencia en el que puedo echar una mirada hacia el pasado; mi alma…

La oración es un grito de amor

Para mí, la oración es un impulso del corazón, una simple mirada lanzada hacia el cielo, un grito de gratitud…

Este era mi pan bendito, sin el que no podía vivir

Los domingos, como yo era muy pequeña para ir a las funciones religiosas, mamá se quedaba a cuidarme. Yo me…

¿Cómo será llegar a la morada eterna?

¿Qué será entonces cuando recibamos la comunión en la morada celestial del rey de los cielos…? Allí ya no veremos…