Citas de "Ignacio Larrañaga"

Nació en Loyola el 4 de mayo de 1928, fue ordenado sacerdote en Pamplona y desarrolló durante unos años su ministerio sacerdotal en España. Enviado después a Chile, desde muy joven desarrolló una obra pastoral inmensa, como predicador, escritor y organizador de conferencias, cursos, retiros. En el año 1965 fundó, el Centro de Estudios Franciscanos y Pastorales para América Latina (CEFEPAL).

Ignacio Larrañaga

Solo los pobres son sabios, porque solo ellos miran el mundo con ojos limpios

Todos los pobres son sabios y solo los pobres son sabios, porque solo ellos miran el mundo con ojos limpios,…

Ignacio Larrañaga

La vanidad y el egoísmo atan al hombre a una existencia dolorosa

El hombre artificial, el que está sometido a las tiranías del “yo”, está siempre vuelto hacia fuera, obsesionado por quedar…

Ignacio Larrañaga

¡Basta de sufrir, es hora de despertar!

Pues bien, ¡basta de sufrir! Es hora de despertar, de enterrar el hacha de la ira, de sacudirte las ásperas…

Ignacio Larrañaga

No te dejes atrapar por la angustia, todo pasará

No te dejes atrapar por la angustia: todo pasará. Cuando sientas nubes negras sobre tu alma, defiéndete contra ellas. No…

Ignacio Larrañaga

Hemos dejado «morir» a Dios, pero nacen los monstruos

Hemos dejado «morir» a Dios, pero nacen los monstruos: el absurdo, la náusea, la angustia, la soledad, la nada…Como dice…

Ignacio Larrañaga

Cuando el alma sea por sorpresa visitada por el Señor

Cuando el alma sea por sorpresa visitada por el Señor en la oración o fuera de ella con una claridad…

Ignacio Larrañaga

Me dijeron que alcanzara una estrella con la mano

Me dijeron que alcanzara una estrella con la mano. Comencé por subir a los tejados, para alcanzarla. Continué escalando montañas….

Ignacio Larrañaga

Aunque tenga que caminar por rutas desconocidas, nada temo porque tú vas conmigo

Por encima de todas las resistencias de la naturaleza impondré el grito de Jesús: «No se haga lo que yo…

Ignacio Larrañaga

El pobre-humilde es la heredad de Dios, y Dios es la herencia de los pobres

«Bienaventurados los que tienen alma de pobres porque el Reino de Dios se ha establecido en ellos» (Mt 5,3). En…

Ignacio Larrañaga

Solo cuando el hombre tropieza con su propio misterio piensa: ¿Quién soy yo?

Ni la tecnología ni siquiera las cienciassocio-psicológicas jamás lograrán dar la respuesta cabal a la pregunta fundamental y única del…

Ignacio Larrañaga

Nuestro Dios es mucho más ancho que los horizontes de las pampas

Nuestro Dios es mucho más ancho que los horizontes de las pampas. Aunque juntemos los adjetivos más brillantes del lenguaje…

Ignacio Larrañaga

Si por un instante el fulgor del Rostro del Señor rasgara la oscuridad de mi noche

Son muchas las personas comprometidas a fondo con el Señor a quienes he oído desahogarse con expresiones parecidas a estas….