Citas de "Ignacio Larrañaga"

Nació en Loyola el 4 de mayo de 1928, fue ordenado sacerdote en Pamplona y desarrolló durante unos años su ministerio sacerdotal en España. Enviado después a Chile, desde muy joven desarrolló una obra pastoral inmensa, como predicador, escritor y organizador de conferencias, cursos, retiros. En el año 1965 fundó, el Centro de Estudios Franciscanos y Pastorales para América Latina (CEFEPAL).

Ignacio Larrañaga

Solo cuando el hombre tropieza con su propio misterio piensa: ¿Quién soy yo?

Ni la tecnología ni siquiera las cienciassocio-psicológicas jamás lograrán dar la respuesta cabal a la pregunta fundamental y única del…

Ignacio Larrañaga

Nuestro Dios es mucho más ancho que los horizontes de las pampas

Nuestro Dios es mucho más ancho que los horizontes de las pampas. Aunque juntemos los adjetivos más brillantes del lenguaje…

Ignacio Larrañaga

Si por un instante el fulgor del Rostro del Señor rasgara la oscuridad de mi noche

Son muchas las personas comprometidas a fondo con el Señor a quienes he oído desahogarse con expresiones parecidas a estas….

Ignacio Larrañaga

¿Qué le sucedió a Jesús en los últimos minutos de su agonía?

¿Qué sucedió a Jesús en los últimos minutos de su agonía? Aquello tuvo todas las características de una crisis de…

Ignacio Larrañaga

Dios es el manantial donde todo nace y todo se consuma

Lo más difícil, para los que se han embarcado en la milicia de la fe, es tener paciencia con Dios….

Ignacio Larrañaga

Vivimos en el nuevo desierto

El camino de Dios está erizado de dificultades. Las tentaciones cambian de nombre. Antaño las tentaciones se llamaban las ollas…

Ignacio Larrañaga

Sobre la oración en los jóvenes

Los jóvenes (algunos) dicen que ellos no se preocupan de rezar porque… ¿para qué?, ¿para ser inmaduros y vivir descontentos…

Ignacio Larrañaga

Por qué los fracasados necesitan molestar a los que triunfan

Los que sufren hacen sufrir. Los fracasados necesitan molestar y lanzar sus dardos contra los que triunfan. Los resentidos inundan…

Ignacio Larrañaga

Señor, eres la esencia de mi existencia

Dios es el alma de mi alma, la vida de mi vida, la realidad total y totalizante dentro de la…

Ignacio Larrañaga

El cristiano debe entrenarse en el amor

Cuando el cristiano entra a fondo en el torrente vital de Dios, siente inmediatamente la necesidad de exteriorizar su respuesta…

Ignacio Larrañaga

El hombre es el único ser que puede sentirse insatisfecho

El hombre no es un ser acabado, sino un ser «por hacerse», por obra de su libertad (GS 17). Una…

Ignacio Larrañaga

Salvarse, según Jesús, es hacerse progresivamente niño

Salvarse, según Jesús, es hacerse progresivamente niño. Para la sabiduría del mundo, esto es algo completamente extraño porque establece una…