”teologia_del_cuerpo”
”teologia_del_cuerpo”

El objetivo de este artículo es compartir un análisis breve de puntos clave acerca del Sudario de Turín desde el punto de vista científico. Todo lo expuesto estará sustentado por bibliografía científica que podrá ser encontrada al final del mismo.

Dichos puntos clave son a) el estudio de Radiocarbono realizado en 1988 para poder determinar la edad del Sudario, b) algunas hipótesis propuestas para explicar la formación de la imagen, c) la sangre en el Sudario.

A) Estudio de Radiocarbono

Para determinar la edad del Sudario de Turín, en 1988 se realizó un estudio de radiocarbono multicentrico en los laboratorios de Arizona, Cambridge y Zurich. Estos concluyeron que el Sudario fue producido entre 1260 y 1390.

En la muestra de 1988 hay tres puntos que merecen ser resaltados:

1. La muestra fue tomada por encima del lugar donde otra muestra había sido tomada en 1973, por parte del Profesor Raes para un estudio previo. El Profesor Raes encontró que una parte de la muestra de 1973 contenía algodón (Gossypium herbaceum, antigua variedad del Cercano Oriente) mientras que la otra parte de la costura no lo contenía.

2. La muestra de 1988 provino de un solo lugar en el Sudario.

3. No se realizaron investigaciones químicas en el momento de caracterizar la muestra de 1988.

Benford y Marino sugirieron que fueron realizadas reparaciones en el Sudario con lino teñido para que coincidiera con el material original.

El Dr Rogers demostró que la muestra utilizada para el estudio de radiocarbono de 1988 no era parte de la tela original y era inválida para determinar la edad del Sudario.

B) Algunas hipótesis para explicar la formación de la imagen

Las siguientes son tres hipótesis, que claman por la no autenticidad del Sudario, y que siguen vigentes a pesar de que fueron demostradas como falsas:

1. El Sudario es una pintura: fue determinado científicamente que ni pintura ni pigmentos fueron responsables de la imagen.

2. El Sudario es un chamuscado: de acuerdo a esta hipótesis, el Sudario habría sido colocado sobre una estatua de metal calentada formando la imagen con la estatua caliente. Por un incendio en 1532, el Sudario fue dañado dejando varias quemaduras y partes chamuscadas, que permitieron compararlas con la imagen del mismo. El lino chamuscado se torna fluorescente bajo excitación ultravioleta. Todas las partes chamuscadas conocidas se tornaron fluorescentes pero no ocurrió así con la imagen. Por lo tanto, fue demostrado que la imagen no fue producida por una estatua caliente.

3. El Sudario es una fotografía: el equipo de STURP (Shroud of Turin Research Project) demostró que el Sudario tampoco es una fotografía ya que no se encontraron rastros de plata (material primario sensible a la luz que se utiliza en el proceso fotográfico) ni de líquido o gelatina semi viscosa (ya que una emulsión tan sensible a la luz debería estar recubierta de estos dos materiales).

C) Sangre en el Sudario

Múltiples estudios químicos han demostrado que hay sangre presente en el Sudario. Según Heller, Adler y colaboradores, la sangre presente en el Sudario es, al menos, de primate. Sin embargo, no se han abordado estudios inmunológicos para descartar directamente la presencia de sangre animal en el Sudario. En caso de que se confirmara que hay sangre humana en el Sudario, se deberían realizar más estudios para descartar la presencia de sangre animal, dado que se ha sugerido que la sangre en el Sudario podría haber sido retocada durante la larga historia del mismo.

Baima, Bollone y colegas reportaron que la sangre era de tipo AB. Sin embargo, los antígenos ABO pueden ser encontrados en varios organismos diferentes y esto no es suficiente para concluir que la sangre pertenece a humano. Años después, Baima, Bollone y colegas encontraron en la sangre los antígenos M, N y S. Los primeros dos antígenos son compartidos entre algunos primates y humanos, pero el antígeno S es exclusivamente humano. Sin embargo, este punto no fue enfatizado ni mencionado en el reporte porque está relación aún no había sido realizada. Por otra parte, la información sobre el antígeno S fue solamente mencionada, pero los resultados no fueron mostrados.

Estudios realizados por Garza-Valdés reportaron que la sangre pertenecía a un humano masculino. Sin embargo, este estudio está discutido por la posible contaminación con ADN de un tercero que haya manipulado el Sudario a lo largo de su historia.

En 2010, surgió un nuevo estudio de anticuerpos monoclonales específico para la glicoforina humana A que puede determinar la presencia de sangre humana de manera rápida y específica. Este estudio no ha sido realizado en el Sudario aún.

Resumen:

La muestra utilizada para el estudio de Radiocarbono realizado en 1988 era inválida. Fue demostrado el que Sudario no es una pintura, ni un chamuscado y tampoco una fotografía. Hay sangre presente en el Sudario y es, por lo menos, de primate.

Agradecimientos:

Quisiera agradecerle a Kelly Kearse por su análisis y comentarios respecto a la sección de la Sangre de este artículo.

Referencias:

Estudio de Radiocarbono – https://www.shroud.com/pdfs/rogersspan2.pdf Algunas hipótesis para explicar la formación de la imagen – https://www.shroud.com/pdfs/fivereasons.pdf Sangre en el Sudario – https://www.shroud.com/pdfs/kearse1.pdf – https://www.shroud.com/pdfs/kearse4.pdf

Artículo elaborado por Sasha Struhar.