”banner_academia”

Hace unos días nos llegó esta carta y dijimos ¡qué lindo es saber que hay hombres que también esperan con ilusión la llegada de su esposa! Que han decidido preparar su corazón, orar por esa otra persona y confiar en Dios.

La vocación al matrimonio es un tema que muchas veces parece preocupar o interesar solo a las mujeres, pero no es así (y esta carta es prueba de ello). Los hombres también desean un amor puro, santo y verdadero.

Sin más introducción, te compartimos la carta que este valiente hombre quizo compartir con nosotros. ¡Cuéntanos en los comentarios qué te parece!


”banner_academia”

Hola amada día:

Carta de un hombre a su futuro esposa (testimonio real)

«Te escribo esta carta a pesar de no conocerte todavía, aunque eso no me impide pensar en ti. Estoy seguro de que algún día la leerás, quizás te la entregué luego de nuestro compromiso o un día antes de nuestra boda.

Pero bueno, eso aún no lo tengo decidido todavía. Solo quiero que sepas que te pienso. Sí, te pienso a pesar de no conocerte, anhelo verte a pesar de no saber cómo eres.

No sé cómo te llamas, tampoco sé qué haces o en qué trabajas, si estudias o no. Aún no sé qué te apasiona, qué te causa alegría o tristeza. Tampoco sé cuáles son tus sueños y planes en la vida.

Supongo que todo eso lo sabré cuando llegue la hora de conocerte, cuando Dios nos cruce en el caminó de la vida. Lo único que sé en este momento, es que ya te he escogido.

Prepararé mi corazón para tu llegada

Carta de un hombre a su futuro esposa (testimonio real)

Quizás suena absurdo, pero no lo es. Ya lo tengo decidido, te esperaré y te seré fiel a pesar de no conocerte aún, me prepararé para ti.

Solo para ti mi futura esposa. Mientras tanto, le pediré a Dios por ti, pediré que te cuide, te llene de bendiciones y te ayudé a cumplir todas esas metas y sueños que deseas alcanzar para gloria de Él, bienestar tuyo y de los que te rodean.

Rezo por ti, para que tengas hambre y sed de Dios. Ya que solamente amando a Dios es posible amar a los demás de una forma correcta, pura y honesta.

No sabes cuánto anhelo conocerte. Saber qué tipo de música te gusta o cuáles son tus flores favoritas. Anhelo saber de qué color son tus ojos, esos ojos tuyos en los que algún día veré mi reflejo.

Sueño con esa primera cita en la que pueda saber más de ti, en la que te pueda hacer reír y llevarte a pasear al centró de la ciudad. También anhelo rezar junto a ti y así pedirle a Dios que me ayudé a amarte correctamente.

Seguiré esperando a que llegue esa etapa que tanto anhelo y por la que tanto me preparo. Mientras tanto rezo y seguiré rezando también por mí. Para llegar a ser un buen novio, un buen esposo y un buen padre.

Rezo por mi conversión sincera y completa a Dios

Carta de un hombre a su futuro esposa (testimonio real)

Rezó para poder amarle a Él y así recibir su gracia de amor y obediencia. Porque solo con su ayuda podré guardarme para ti, para entregarte todo mi amor y todo mi ser fielmente.

También tienes que saber que todo esto lo pido porque soy muy frágil aún, soy débil y muy limitado. Me seguiré esforzando y preparando para ti amada mía.

Para poder ser digno de ti y entregarte toda mi vida y todo mi amor. Un amor puro, respetuoso y dulce, que sé que también requerirá de muchos sacrificios, porque así es el verdadero amor.

Estoy convencido de que preparando mi corazón para ti, podré hacerte verdaderamente feliz. Porque la felicidad y el amor verdadero vienen solo de Dios y no de este mundo.

Este mundo de hoy tan individualista en el que cada quien actúa según su propio interés, pensando solo en sí mismo y en nadie mas. Este mundo en el que cada quien tiene su propia verdad sobre todo e imagina que lo material puede llenar los vacíos del alma.

Este mundo en el que tanto usamos la palabra amor pero no sabemos su significado

carta, Emotiva carta de un hombre a su futura esposa

Porque una cosa es enamorarse, y otra muy distinta es amar de verdad. El amor no es envidioso, no pretende dañar, lastimar, herir, sabotear o chantajear.

Todo lo contrario, el amor verdadero sana las heridas, se entrega sin condiciones, lo da todo, hasta la vida si es necesario solo para que la persona amada siga adelante.

Sabes, a veces contemplo el firmamento y en mi mente le pregunto a Dios por ti. ¿Dónde estarás?, ¿qué harás en este instante? También, cuando fallo, cuando caigo, miro al cielo y le pido perdón a Dios por haberle fallado.

Guardo un amor inmensamente grande por ti. Rezo cada día para que cuando Dios nos junte yo pueda amarte como Él quiera que te ame, pueda llevarte al altar y prometerte en su presencia te voy a amarte toda la vida.

Cuídate, yo seguiré rezando a Dios por ti

carta, Emotiva carta de un hombre a su futura esposa

Seguiré siendo fiel a esta promesa de esperarte. Y mientras llega el momento de conocerte, seguiré soñando con verte vestida de blanco. ¡Espero con ansias convertirme en tu compañero de vida y de camino hacia el cielo!

Espero que tú también reces por mí. Aquí termina mi carta, me despido por el momento, te esperaré amor mío, aunque en el plan de Dios todavía falten años para que nos encontremos.

Aquí estaré. Atentamente, tu futuro esposo.

Artículo elaborado por Edgar Ivan Hernández.

Carta de un hombre a su futuro esposa (testimonio real)