Antes de tener hijos valoraba muy poco los dibujos que con todo cariño alguno de mis sobrinos me regalaba. Los recibía alegre porque sabía que era una muestra de cariño, pero debo confesar que nunca guardé uno. Suena muy insensible de mi parte, lo sé, pero a veces cosas tan sencillas pasan desapercibidas y no nos permiten participar de historias importantes, no solo para nosotros, sino para esos pequeños que van creciendo y van plasmando en sus trazos lo que del mundo, de su historia y de ellos mismos van aprendiendo y expresando.

Hoy tengo un baúl lleno de dibujos de mis hijos, no solo de ellos sino de alguno de sus amigos también y de otros niños que con todo cariño me han dedica una de sus maravillosas “obras de arte”. Es como si guardara un pedacito de una historia fantástica.  Suelo escribir el nombre, la fecha y el significado en la parte de atrás. Y guardo la intención de que cuando sean grandes les enseñe esos dibujos y hasta tal vez se los devuelva como para que continúen dibujando sus historias.


El artículo continua después de la publicidad:

Es así que hoy, pensando en los niños, les dejamos algunas de nuestras caricaturas para que en este Adviento expresen, con sus trazos y colores, lo que significa la Navidad para ellos.

«Si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los cielos »? ¿Acaso no pone Jesús al niño como modelo incluso para los adultos? En el niño hay algo que nunca puede faltar a quien quiere entrar en el Reino de los cielos. Al cielo van los que son sencillos como los niños, los que como ellos están llenos de entrega confiada y son ricos de bondad y puros. Sólo éstos pueden encontrar en Dios un Padre y llegar a ser, a su vez, gracias a Jesús, hijos de Dios» (San Juan Pablo II. Carta a los niños– 13 de Diciembre 1994).

Para descargar los dibujos en excelente resolución haz click aquí 😉

estrella

anunciacion

nacimiento