Cuando era adolescente la música era algo muy importante en mi vida, había momentos que sentía que sin ella  mi vida hubiera sido triste o difícil. Esta canción de Simple Plan refleja cuando ante una situación difícil hay algo (en este caso una canción) que sentimos que nos salva, nos levanta del pozo donde estamos. Escuchando esta canción me imaginaba todos esos momentos donde una sonrisa, un consejo o un gesto, significó la salvación para mí.

Puede ser que haya sido muy pequeño, pero era lo que necesitaba en ese momento. Por eso pensaba en tres personas a las que les agradecería porque con sus palabras, sus canciones y sus gestos, me ayudan a encontrar el camino cuando estoy perdida, me devuelven el sentido de la vida, salvaron y salvan mi vida cada día:



1. Dios, porque salva mi vida 

Es esa persona que nos ama profundamente a todos. Nos ama tanto que nos da la vida, nos la mantiene, nos da la salvación por medio de Jesús, nos regala una familia, amigos, personas que queremos. Y no solo nos regala una vida sino que nos enseña a vivirla cuando nos desviamos, nos devuelve la fe cuando la perdemos. Y siempre, siempre, siempre va a estar ahí para nosotros.



2. Esta no es una persona, son muchas

Son mis padres, mis amigos de la infancia, mis amigos de la parroquia, las personas que me acompañaron en mi camino espiritual, hermanas, sacerdotes. Tantas personas que han salvado mi vida con su testimonio, con sus palabras, con su escucha y su oración. Ellos me enseñaron a vivir, a relacionarme con las demás personas, a encontrarme con Dios, a conocer más a María. Sin ellos mi vida no sería la misma.

3. Quiero dejar que Dios me agradezca a mí

Suena raro y no es por ser engreída, pero esta canción me hace pensar en todas las palabras, las sonrisas que le regalé a las personas a mí alrededor durante mi vida. Aunque haya parecido que no significó nada, en verdad significó mucho para la otra persona. Y esto no es ser engreído porque Dios nos da la gracia y las oportunidades para amar, está en nosotros aprovechar esas oportunidades.

A veces tenemos el regalo de que alguna persona se nos acerca y nos agradece por nuestro consejo, por una canción que cantamos en adoración o por saludar con un abrazo cuando esa persona estaba triste. La mayoría de las veces no vemos el impacto que tienen nuestros gestos. Pero a Dios no se le escapa ninguno, conoce cada uno al detalle y conoce el impacto en cada persona que nos rodea. Por eso creo que es importante tomar conciencia de que podemos salvar la vida de alguien cada día, poniendo mucho amor y estando atentos a los demás. Y tú, ¿a quién le agradecerías?

Les dejo la letra de la canción para reflexionar en grupo o personalmente.

Quiero empezar haciéndoles saber esto

Gracias a ustedes mi vida tiene un propósito

Ustedes me ayudaron a ser quien soy hoy

Me veo a mi mismo en cada palabra que dicen

A veces se siente como si nadie me entendiese

Atrapado en un mundo donde todos me odian

Hay tantas cosas por las que estoy pasando

No estaría aquí si no fuera por ustedes

 

Yo estaba roto

Me estaba asfixiando

Yo estaba perdido

Esta canción salvó mi vida

 

Estaba sangrando

Había dejado de creer

Podría haber muerto

Esta canción salvó mi vida

 

Yo estaba deprimido

Me estaba ahogando

Pero llegó justo a tiempo

Esta canción salvó mi vida

 

A veces siento como si me conociesen desde siempre

Siempre saben cómo hacerme sentir mejor

Debido a ustedes mi papá y yo

Somos mucho más cercanos de lo que solíamos ser

 

Ustedes son mi escape cuando estoy atrapado en este pequeño pueblo

Yo te subiré el ánimo cada vez que me sienta mal

Me hacen saber como nadie

Que está bien ser yo mismo

 

Ustedes nunca sabrán

Lo que significa para mí

Que no estoy solo

Que nunca tendré que estarlo.