Constantemente nos acercamos a la Biblia y se nos dificulta comprender algunos pasajes, esto nos hace ver su mensaje como algo lejano o destinado solamente a los estudiosos. También nos dejamos llevar por tendencias que conducen a una lectura simplemente histórica o literaria, lo que reduce la grandeza de esta obra que en definitiva, es Palabra de Dios que nos habla directa y personalmente.

Quisiera que meditaras en estas preguntas por un momento: ¿Has intentado leer la biblia en tu oración personal o en tu tiempo libre?, ¿Piensas que es un texto antiguo que ya no tiene validez o que fue dirigido a personas de otro tiempo?, ¿crees que es una obra difícil de encarnar? Tranquilo, no eres el único que puede pensar de este modo, por eso hoy quiero compartir contigo cuatro importantes ideas que debes tener en cuenta sobre la dedicatoria más grande que nos hizo el Señor: la Biblia.



1. La Biblia es una obra pensada para ti

La Escritura es una obra escrita por Dios, como sabemos, la palabra «Biblia» viene del griego (βιβλία) y hace referencia a un conjunto de libros.



¿Entonces todo un conjunto de libros ha sido pensado solo para mi? Sí, cuando los hombres inspirados por Dios han puesto por escrito todo lo que Dios les ha revelado, han plasmado allí lo que el Señor ha querido decirte y cómo Él ha querido demostrarte su amor. En definitiva podríamos decir que la Biblia, es una historia de amor que se desarrolla entre el Creador (Dios) y la criatura (Tú).

2. ¿Es una obra antigua?

Si bien es cierto que la Biblia fue escrita hace ya bastante tiempo, esto no da pie a pensar que es palabra pasada de moda, es eternamente actual. Pues Dios en su sabiduría infinita, la ha inspirado pensando en cada uno de sus hijos y movido así por su gran amor, ha querido que ella hable a los hombres de todos los tiempos y lugares.

¿Un texto de hace cientos de años, me puede hablar hoy? Suena extraño, pero la respuesta es sí y lo hace de la manera más sabia y cercana posible, pues es Dios mismo quien nos habla. Sacarle provecho a la Biblia puede cambiar tu vida para siempre.

3. Tú historia está escrita en estas páginas

En este punto, quisiera darte un consejo a la hora de leer la Biblia: cuando quieras acercarte a la Palabra de Dios, permítete un tiempo de silencio y oración en el que puedas sentir la asistencia del Espíritu Santo en ti. Luego, al leer el texto que hayas elegido, interioriza cómo lo que dice allí se configura con tu historia de vida, tanto pasada como presente, y cómo esto puede beneficiar tu futuro, tu proceso de conversión y acercamiento a Dios.

¡No olvides que la Biblia fue escrita pensada en ti! y por tanto siempre tendrá algo que decirte.

4. Leer la biblia, influenciará tu vida

Quiero decirte que al momento de leer la Biblia y comprender que te habla de una manera directa y personal, ella como letra viva, se encarna en tu vida y te permite afianzar tu camino espiritual, de tal manera que aquella palabra que lees se hace una contigo y así el Señor obra en ti. La Palabra de Dios sella nuestro corazón, cala hasta lo más profundo y se posa allí como una pequeña rosa, a la que hay que rociar constantemente con agua, una vez que logras compaginar tu vida cotidiana con las Escrituras, te sentirás sediento de la Palabra.  

Si quieres entablar una conversación con Dios y conocer cuál es su voluntad en tu vida, aquí va un buen consejo: te recomiendo que todos los días te tomes un momento para leer un pasaje bíblico, puedes tomar nota de una frase o palabra que te llame la atención y meditarla durante el día. 

Relacionar nuestra vida cotidiana con la fe y las Escrituras, puede costarnos un poco de trabajo ¡pero tranquilo! para eso estamos aquí, para ayudarte. Te invito a participar en la conferencia online «Luces para cultivar mi fe desde las enseñanzas del Antiguo Testamento» allí comprenderás que la Biblia no es solo un libro que habla de Dios, sino una fuente inagotable de sabiduría, amor y esperanza.

¡No te arrepentirás de acercarte a esta gran carta de amor que Dios te ha enviado!