En el video que verás a continuación, la hermana Miriam, perteneciente a la comunidad Hijas del Amor Misericordioso (HAM), narra una pequeña anécdota que vivió gracias al dialogo constante que tiene con su ángel de la guarda.



Quiero destacar la naturalidad y ternura que caracterizan a esta hermanita, quien comparte con nosotros uno de esos detalles maravillosos que nos recuerdan que no estamos solos. Hoy quiero invitarte a reflexionar sobre el papel que tiene tu ángel de la guarda en tu diario vivir, ¿Hablas constantemente con él?, ¿le encargas favores?, ¿le pides ayuda en momentos de incertidumbre o peligro?

Muchos aún creen que nosotros los católicos hemos sacado este tema de los ángeles de un cuento de fantasía, pero no es así, Dios ha dispuesto uno para cada ser humano que habita la tierra. El Salmo 91:11 nos dice «Pues Él dará órdenes a sus ángeles acerca de ti, para que te guarden en todos tus caminos».



Es hermoso pensar que Dios, nos ve a todos como pequeños niños, necesitados de cuidado y constante compañía. Si recordaste a tu ángel de la guarda solo al leer este artículo ¡jalón de orejas! No lo abandones, no lo olvides, no lo dejes a un lado. Invítalo a ir contigo cuando sales de casa, cuando vas solo por la calle, cuando debes estar en un lugar en el que no te sientes cómodo, cuando debes enfrentar una situación peligrosa o simplemente cuando necesites recordar algo.

Se habla mucho de la verdad sobre los ángeles pero lo que debes tener presente en todo momento es que tu ángel de la guarda está a cada instante a tu lado, esperando a que te comuniques con el, a que le des razones para sentirse útil en la misión que Dios le ha encomendado. Aunque existan varios tipos de ángeles el que tienes al lado es único y te acompañará hasta el día de tu muerte. Te ha sido dado como muestra del amor magnífico de Dios, así que no temas hablarle o encomendarle pequeñas tareas.

Piensa en todos los ángeles olvidados, aquellos a los que nunca les hablan ni les piden un favor. Que tu ángel no sea uno de estos, te invito a tenerlo presente durante este día y a orar junto a él cada noche. Recuerda compartir este post con tus amigos o familiares y ayúdalos a ser conscientes de que también tienen un ángel que los cuida.