”banner_academia”

¡Necesitamos tener esperanza! Quisiera empezar este post diciendo que jamás hubiera imaginado una situación tal. Habiendo crecido entre la guerra fría, la crisis y la cantidad de películas futuristas, para los de mi generación es imposible no habernos imaginado alguna situación similar.

Es más, me atrevo a decir que debido a ello caemos fácilmente en pensamientos catastróficos. Y las películas se quedan cortas ante la cantidad de locuras que imaginamos. Darle cuerda a la imaginación y esos pensamientos de miedo en momentos así, solo causa angustia y desesperación. No son necesarios ni aportan nada en absoluto.

Lo que no imaginábamos era la cantidad de muestras de solidaridad y compañía que se van mostrando en este tiempo de encierro. Queremos compartir con ustedes algunas muestras de cariño que no solo han conmovido al mundo, sino que alimentan nuestra esperanza y nos recuerdan que después de la Cruz siempre viene el triunfo.


”banner_academia”

1. La fuerza aérea italiana anima al pueblo que sufre

Cuando hablamos del ejército, de las fuerzas armadas, generalmente lo relacionamos a guerra, a fuerza a poderío. Esta vez la fuerza aérea italiana utilizó sus recursos para darle batalla al desánimo.

Y decirle al pueblo italiano que cuentan con ellos, que no desanimen. «Al amanecer venceré», parece una oración que devuelve la esperanza. Dios se manifiesta de maneras misteriosas.

2. La esperanza que canta desde los balcones en italiano

En distintas ciudades de Italia miles de personas salieron a cantar en sus balcones. Amigos, enemigos tal vez, desconocidos, todos sin distinción, cantándole a una nación. Dándose ánimo para vencer juntos. Nuevamente el amor de Dios que se manifiesta a través de los hombres.

3. Una España que aplaude como signo de gratitud a su personal sanitario

¡Gracias! Se escuchaba a través de la noche, miles de españoles aplaudiendo y dándole gracias a sus profesionales sanitarios que se dejan la vida luchando codo a codo por este mal. Qué alimento más grande para el alma.

¡Gracias Padre, que nos has creado en comunidad! Que podemos acompañarnos así no podamos darnos un abrazo, que hacemos sentir el calor del cariño, del agradecimiento por sentirnos protegidos.

4. El personal sanitario que escucha, acoge y agradece

Los profesionales sanitarios escucharon los aplausos del pueblo español y retornaron conmovedores mensajes de gratitud. Me atrevo a pensar que esto ha servido más que sus horas de sueño, que a muchos les ha calmado un poco la desesperación y la tensión de asistir a tantos.

Incluso el miedo de poder ser contagiados. Dios los bendiga, los fortalezca y su Espíritu los ilumine en el momento del discernimiento.

5. «La gira se queda en casa» Artistas que regalan al mundo lo mejor que saben hacer

Alejandro Sanz y Juanes decidieron regalar al mundo su arte. Una forma de llevar amor y esperanza a millones. A través de las canciones que todos disfrutamos, estos dos artistas acompañados de sus músicos e invitados nos hicieron recordar que al mal tiempo hay que ponerle buena cara.

Ambos además de su música llenaron el concierto de palabras de gratitud y reflexión para un momento que lo vivimos todos sin distinción alguna. Un momento para parar, aunque sea a la fuerza y decidir amar al que tenemos al lado.

«A los policías, a los bomberos, a toda la gente que está luchando y trabajando el doble, les mandamos un abrazo desde aquí» (Alejandro Sanz). «Damos muchas cosas por hecho y de repente pasa esto. No estábamos preparados para algo así. Así que este es un momento para reflexionar y pensar en la sociedad que tenemos, invadida por tantas cosas. Pero, bueno, aquí estamos» (Juanes).

6. Pastores que no abandonan a su pueblo

Cuaresma y cuarentena. De sacerdotes y obispos hasta el Papa. Hace unos años el papa Francisco exhortaba a sus sacerdotes en un jueves santo a que fueran sacerdotes con «olor a oveja», pescadores de hombres que ungen a aquellos que están en las periferias, los que sufren, los pobres, los cautivos.

Hoy somos todos cautivos, sedientos de la sangre y el cuerpo de Cristo. Nuestros pastores salen al encuentro para llevarnos al Cristo mismo. El Reverendo Sousa, sacerdote español, nos comparte la nostalgia de su última celebración pública de la Eucaristía y el significado de un ayuno que ninguno de los
cristianos esperaba. Un ayuno que dará sus frutos.

El papa Francisco, nos pone bajo el cuidado de Nuestra Madre y nos enseña a rezar con sencillez. Pedirle con corazón humilde nos proteja y nos fortalezca en este momento de prueba.

La valentía de un sacerdote italiano que se atreve a sacar al Santísimo y visitar a aquellos que no pueden ir a verlo. La reverencia con que lo reciben, un signo tan conmovedor en un mundo que parece perdió la fe. En el momento de prueba la fe se renueva y la ternura del amigo que visita, calienta nuestros corazones con ardor de un amor que nos mueve desde la eternidad.

Ánimo queridos amigos, esta es una pequeña muestra de los millones de actos de ayuda al prójimo. Llenos de fe, esperanza y caridad. No olvidemos que Cristo vino y venció. El carga la Cruz con nosotros.

Comparte con nosotros las hermosas acciones de amor de las que vienes siendo testigo durante este tiempo.

esperanza, El amor en tiempos de coronavirus: 6 pruebas de que la esperanza nos une