¿Es posible tener verdaderas amistades con el sexo opuesto? Claro que sí. Pero déjenme decirles que, desde hace tiempo observo que muchos de jóvenes, teniendo novio/a mantienen una amistad con personas del otro sexo de un modo que llega impactar su relación de pareja.

Me refiero a que a veces llevan una amistad muy íntima, muy similar a la amistad que ha de darse en el noviazgo.

¿Qué es el noviazgo?

amistades con el sexo opuesto

En muchos ambientes, de una forma progresiva y muy natural, se va desdibujando la idea del noviazgo. Yo lo entiendo como un primer compromiso –fino y leal– un período en el que la novia y el novio deben alcanzar un mayor conocimiento mutuo para acertar en el amor y para comprobar el carácter, las virtudes y los defectos de la otra persona en vistas al posible futuro matrimonio[1].

En un tiempo de discernimiento. En este período se debe dar prioridad al novio/a frente a las demás amistades del sexo opuesto.

Afirmaciones como: «Mi novia confía en mí, mi amistad íntima con esa amiga no perjudica en nada mi relación»; o  «pero, ¡si esa amiga es como una hermana para mí!, no va a pasar nada, no obstaculiza en nada la relación con mi novia». Son un poco ingenuas.

Hombres y mujeres somos distintos

amistades con el sexo opuesto

En esta línea es importante recordar que los hombres y las mujeres, aunque tenemos la misma dignidad, somos distintos, tenemos necesidades emocionales diferentes y esto es crucial tenerlo en cuenta en el plano de las amistades.

Al iniciar un noviazgo hay que cuidarlo y esto incluye revisar nuestras relaciones amicales por el bien personal y del otro que nos confía un afecto distinto a de la amistad (aunque lo incluye)

Esto no quiere decir que las amistades con el otro sexo tengan que anularse, pero tal vez re plantearse. Al iniciar un noviazgo, el corazón, la interioridad de la persona tienen que «pertenecer» al novio/a, a esa persona con quien se compartirá el resto de la vida en el futuro matrimonio.

Es verdad que el cuidado con las amistades del otro sexo ha de tenerse mucho más en cuenta en el matrimonio –por el compromiso total que este exige–, es importante comenzar a vivir una lealtad auténtica ya en el noviazgo. Si el amor está siendo construido sobre una base sólida, esa relación tendrá un buen futuro y tendrá la posibilidad de preparar un matrimonio bien constituido y duradero.

Quiero compartir algunos consejos, producto de un estudio del tema que incluyen entrevistas con jóvenes contemporáneos. Confío en que pueden ser de mucha utilidad.

Revisa qué grado de prioridad estás dando a tu noviazgo.

amistades con el sexo opuesto

Opinión de Agustina: «Un amigo es un pilar, aquella persona con quien compartes varias cosas. Aquella que conoces bien, a quien recurres cuando te pasa algo o, para pedir un consejo, con quien abres tu intimidad, tu corazón. Entendiendo así la amistad creo que tu mejor amigo debe ser tu pareja. Si ambos tienen una gran conexión, irán abriendo sus almas mutuamente y no habrá necesidad de compartir el corazón, en mi caso, con otro hombre. Al novio se le reserva la confianza y la intimidad».

 Opinión de Diego: «Yo creo que la amistad con el otro sexo se vive compartiendo cosas o realizando actividades con un grupo de amigos o buenos conocidos. Por ejemplo: una comida, una salida a la montaña, etc. Pero no debe pasar a más y con esto me refiero a pasar el tiempo juntos a solas, a tener una confianza especial con esa persona, etc. Creo que esto puede llegar a confundir a alguna de las partes y llegar a un “enamoramiento” que sería mejor evitar. Una vez que ese enamoramiento surge, después es más difícil ponerle freno y cortar con esa relación. Además puede llegar a provocarle daño emocional a la otra persona. Es mejor tener esa confianza, intimidad y tiempo juntos a solas, con la persona que es tu novia, para así llegar a conocerla mejor y determinar si hay compatibilidad para estar juntos el resto de la vida, en el matrimonio».

Como he dicho anteriormente, el noviazgo es una etapa de discernimiento, un tiempo para ver si el amor que uno siente hacia esa persona es verdadero y si es la persona que Dios ha deseado para uno. Consecuentemente hay que reservar, no sólo un tiempo para comprobar todo ello, sino también reservar a esa persona –y no a otras– toda la intimidad personal; ha de darse una prioridad a esa persona. Por tanto, en el caso de un novio y una novia, su pareja ha de ser su mejor amiga y deberán crecer en esa amistad poco a poco.

Que tus amistades con el otro sexo lo sean también de tu novio/a.

amistades con el sexo opuesto

Opinión de Gregorio: «Tengo novia desde hace 3 años. Pienso que podemos tener amistad con el otro sexo pero hay que estar precavidos, estar alerta ya que la tentación está siempre rondando; no hay que creerse poderoso y perfecto, somos débiles, hay que ser humildes.

Creo que es bueno, hacer partícipe a mi novia de mi amistad con otras chicas pero si evitar reuniones a solas o intimar con ellas. Es importante no poner en riesgo el noviazgo. Yo veo el noviazgo como un pequeño árbol y las tormentas las quiero lo más lejos posible, no quiero que me tiren el árbol abajo, especialmente porque todavía no está fuerte, está creciendo».

 Opinión de Sara: “Desde el minuto uno del noviazgo uno gana mucho, pero también implica una renuncia, un sacrificio, un acompañar más al otro… ya no es sólo tu vida si no que tú estás eligiendo compartirla con alguien más. El respeto y la comunicación es importante. Creo que es bueno mantener la amistad con el otro sexo y mejor aún, hacer a tu novio/a parte de esa amistad”.

Como dicen estos chicos, es muy importante que las amistades que tengas con el sexo opuesto sean compartidas, pues se trata de hacer partícipe a tu novio/a de toda tu vida. Como dice el Papa Francisco: «toda la vida, todo en común»[2]. Es muy sano que lleves a tu novio/a a las invitaciones que te hagan tus amigos del otro sexo (cumpleaños, celebraciones, etc.), de esa forma quedará todo claro desde el principio y se evitarán situaciones peligrosas. De alguna forma, asistir a esas reuniones con tu pareja es llegar con una carta de presentación que diga «este evento tan importante al que he sido invitado lo comparto con la persona más importante para mí, que es mi novio/a».

Ser respetuoso en las interacciones sociales

amistades con el sexo opuesto

Opinión de Cristián: «Cuando uno está en un noviazgo tiene que vivir la amistad con el sexo opuesto con una cierta distancia por respeto a su pareja. No generar vínculos porque eso puede confundir los sentimientos propios o de la otra persona».

 Opinión de Ezequiel: «La amistad con el sexo opuesto, una vez iniciado el noviazgo, tiene que ser lo menos personal posible, esto es, no contar secretos, no contar intimidades, en definitiva no abrir el corazón. Especialmente no abrir el corazón en momentos de dificultad (peleas con la pareja, u otros problemas personales)».

Sin caer en extremismos, es importante que se cuiden las expresiones de afecto con amigos del otro sexo, no sólo cuando tienes a tu novio/a delante, sino siempre. En esto, no sólo la virtud de la prudencia juega un rol importante en la vida social, sino también la virtud de la humildad. Hay que reconocer que somos débiles y por más que uno tenga buenas intenciones la otra persona puede malinterpretar esas muestras de afecto.

Opinión de Sofía: «Las amistades con los hombres se tienen que vivir siempre en un clima de respeto, tanto si uno está con pareja como si no lo está. Siempre, al ser mujer, una debe cuidar las formas con los hombres, tenga novio, esté casada o soltera. Siempre hay que conservar el respeto y la femineidad con el sexo opuesto».

La opinión de Sofía me parece bastante iluminadora. Es cierto que siempre hemos de vivir el respeto con las personas del otro sexo, no sólo cuando uno vive un noviazgo o cuando uno esté casado. Hombres y las mujeres somos distintos y eso ha de verse reflejado en la forma de tratarnos.

Ponerse límites uno mismo.

amistades con el sexo opuesto, ¿Amistades con el sexo opuesto durante el noviazgo? Consejos para saber vivirlas

Opinión de Manuel: «Por tener un noviazgo, no creo que haya que eliminar las amistades con el sexo opuesto pero, si marcar los límites. Lo que uno tiene que buscar cuando está en un noviazgo es tiempo de calidad para conocer a su pareja».

Opinión de Rosario: «Es importante la confianza y la comunicación en el noviazgo. Si es correcta, no debería haber problemas tener amistad con el otro sexo. Es importante cuidar ciertos límites con esa amistad por respeto a tu novio/a. No hacer algo que a ti no te gustaría que hiciera tu novio/a contigo». 

Opinión de Magdalena: «Se puede tener amigos del sexo opuesto, pero siempre respetando ciertos límites como por ejemplo, no coincidir en espacios solos… sobre todo para no confundir a la otra persona. Es importante que se sepa siempre que es una amistad y que no vaya más allá».

Este aspecto es uno de los temas que más han destacado los jóvenes que he encuestado. Efectivamente, los límites son muy necesarios para evitar confusiones con uno mismo, con el otro implicado y también para poder brindarle a tu novio/a la tranquilidad y la paz que respira una conciencia tranquila. Recuerda que las infidelidades no suceden de un día para el otro, sino que éstas comienzan con una serie de pequeños descuidos.

Hablar de este tema al comenzar una relación de noviazgo

Amistades con el sexo opuesto

Opinión de José: «Yo quiero vivir con normalidad la amistad con el sexo opuesto en mi noviazgo, como las he vivido siempre, con la diferencia que si tuviera novia sería importante hablar con ella de esa amistad y no reservarme nada… Concretando que haya confianza y evitar hacer lo que le moleste o desagrade».

Opinión de Martín: «Creo que la amistad con personas del otro sexo durante el noviazgo tiene que ser totalmente natural, siempre y cuando las dos personas sepan que hay una amistad. He aquí el problema: mucha gente se confunde cuando las cosas no son claras, por eso es tan importante el diálogo para evitar conflictos».

La comunicación en el noviazgo es fundamental, pues el amor es comunicación y, si ésta falta, todo ese bosque crecido en la primavera inicial se transformará en un frío desierto. Recuerda que la comunicación no es un discurso es, en primer lugar, escuchar. Y, luego, hablar, intercambiar opiniones, hacerse preguntas como ¿qué piensas de…?, ¿qué te parece esto…? En consecuencia, el tema de la amistad con personas del otro sexo es algo muy importante para conversarlo con tu novio/a.

Pedir ayuda habitualmente

amistades con el sexo opuesto, ¿Amistades con el sexo opuesto durante el noviazgo? Consejos para saber vivirlas

Si tienes problemas para llevar bien el tema que hemos tratado, has de saber que no estás solo. Quiero animarte a que recurras a pedir consejo a alguna persona con buena formación y experiencia en el tema –tus padres, algún hermano, tus abuelos, un tío, algún amigo, un sacerdote… quien mejor creas–, para que te sepa orientar hacia buen puerto.

Querido lector, espero que te haya servido esta breve y sencilla reflexión. Me gustaría terminar con unas palabras de la Madre Teresa de Calcuta que están dirigidas a ti, para que las medites y las hagas tuyas: «A todos los jóvenes les digo: Ustedes son el futuro de la vida familiar; son el futuro de la alegría de amar. Mantengan la pureza, mantengan ese corazón, ese amor, virgen y puro, para que el día en que se casen puedan entregarse el uno al otro, algo realmente bello: la alegría de un amor puro[3]

 

Artículo escrito por Santiago Populín Such

 

Bibliografía

RAFAEL HERNÁNDEZ URIGUEN. Noviazgo, ¿seguros? Ideas para acertar.

JONH GRAY. Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus. Una guía interactiva para entender a tu pareja.

https://catholic-link.com/amistades-matrimonio/

https://omnesmag.com/foco/familia/explicando-el-noviazgo-a-los-jovenes/

[1] Cfr. RAFAEL HERNÁNDEZ URIGUEN. Noviazgo, ¿seguros? Ideas para acertar.

[2] PAPA FRANCISCO. Amoris laetitia n.123. 19 de marzo de 2016.

[3] Pensamientos de la Madre Teresa de Calcuta. Pag, 9

amistades con el sexo puesto