Alanis Morissette, cuántas de sus canciones son parte importante de mi adolescencia. Es tan especial y a la vez extraño encontrarte con canciones de aquellos que marcaron historia en tu vida y que nuevamente llegan a ella con la misma fuerza y se ubican como un chispazo de luz e inspiración.

«Ablaze» (Ardiendo) es el título de la nueva canción de Alanis Morissette perteneciente a su album «Such Pretty Forks in the Road» (Tan bonitas bifurcaciones en el camino), que sale al público después ocho años sin producir.

Me resulta difícil empezar a escribir sobre esta canción. Hago un intento al explicarles que esta canción me recordó mi misión como madre en la vida de mis hijos. La hondura y a la vez sencillez de su letra es una lección de amor hacia los hijos y la familia. 

El origen de las cosas hombre y mujer, la unidad

«Ablaze» nos invita a hacer un viaje a través de la maternidad y a explicar el sentido de la existencia a nuestros hijos varones y mujeres. En un tiempo como el que vivimos, apuntar a hacer tal distinción es un acto de valentía.

Esta canción nos recuerda que al principio el destino del hombre y de la mujer era el ser como uno. Y esa unidad se rompió, en un intento de desmitificar la historia de la manzana, el árbol y la serpiente.

Afirma que todo esto es una mentira, y en cierta forma lo es. Estábamos destinados a ser «carne de mi carne» y después de la separación ya nada fue igual. Olvidamos que veníamos del mismo lugar.

Niños y niñas, modos distintos

Explicar a nuestros niños estos sentimientos de separación, este sentir que somos tan distintos y a la vez que nos necesitamos tanto, no suele ser tarea fácil.

Las preguntas de nuestros pequeños cuando no entienden las diferencias con sus hermanas son innumerables (y bastante graciosas por cierto). «¿Por qué ella es así y yo soy diferente?», ¿por qué él tiene esto y esto?», ¿por qué a mí no y a ella sí?».

Estas diferencias, contrario a lo que podríamos creer, no nos hablan de lejanía, nos hablan de complementariedad, de ser parte de lo mismo: una humanidad creada por Dios.

Cada hijo tiene una mirada distinta y como padres necesitamos orientarlos en la forma particular que cada uno es. A nuestras niñas invitarlas a reconocer, aceptar y disfrutar su ser femenino, entendiendo que la feminidad es también fuerte, feroz y ardiente.

A nuestros niños ayudarlos a entender su masculinidad a través de su fortaleza física, de su ímpetu de su necesidad de conquista sin olvidar la importancia de sus sentimientos y el cultivo de la ternura.

La misión de una madre

La misión de una madre «es mantener la luz de sus ojos ardiendo». Es entender esa diferencia como un don, es criar para que sus hijos puedan ser felices.

«Ablaze» es una canción muy hermosa, que espero les sirva de inspiración. Que les recuerde el valor enorme de la maternidad, de la familia.

Que ayude a transmitir a nuestros niños que la familia ese es lugar a donde pueden volver siempre. Que en tiempo de calma o de tempestad sus padres estarán ahí, en el nido para cobijar, incluso cuando ya hayan abierto sus alas y escogido sus propios destinos. El hogar siempre estará ahí para ellos.

Para finalizar les dejamos el debut de la canción en TV, donde podrán ver a Alanis ejerciendo su maternidad y paciencia frente al mundo. Y además ¡la letra de la canción en español! para que saboreen cada mensaje. 

Lo primero que notarás es cierta separación el uno del otro
Sí, es una mentira que hemos estado creyendo desde tiempos inmemoriales
Había una manzana, había una serpiente, había división
Hubo una división, hubo un conflicto en la trama de la vida

Uno se convirtió en dos y luego todo el mundo estaba fuera por sí mismo
Todos estaban enfrentados unos contra otros, el conflicto gobernaba el reino
Todas son devociones y temperamentos se extraen de diferentes pozos
Parece que olvidamos fácilmente que estamos hechos de las mismas células

Para mi hijo, toda esa energía tan vital
Ama tus tonos y tu blues en la misma medida
Tus venidas y tus idas se alejan
Mi misión es mantener la luz en tus ojos ardiendo

Lo segundo que notarás es que a menudo pensamos que no hay suficiente
Puede que se sienta oscuro, puede sentirse solo y te preguntarás por qué estás aquí
Puedes ser superado por la oscuridad y una sensación de desesperanza
Pero no importará si mantienes el núcleo conectado a la unicidad

A mi chica, a tu inocencia y al fuego cuando te acerque
Estoy aquí, infierno o el agua alta
Este nido nunca va a desaparecer
Mi misión es mantener la luz en tus ojos ardiendo

Y este cable es irrompible
Esta luz piloto está ahí en tu bolsillo
Y este vínculo: Más allá inquebrantable
Incluso si todos olvidamos todo al mismo tiempo
Si nos olvidamos al mismo tiempo

Lo décimo que puedes notar es que todo el mundo tiene fantasías
Diferentes perspectivas que probablemente pelearán por quién tiene razón
¿Y quién es el mejor, quién ha ganado, quién es mejor que el otro?
Nada de eso importará mucho cuando regreses a tu lugar en el Sol
Tu lugar en el Sol

Por mi hijo, mi precioso y gentil guerrero
Por tu dulzura y tu fuerza en la exploración
Que este vínculo permanezca contigo durante todos tus días
Mi misión es mantener la luz en tus ojos ardiendo

A mi chica, toda tu inocencia y el fuego cuando te acerque
Estoy aquí el infierno o el agua alta
Este nido nunca va a desaparecer
Mi misión es mantener la luz en tus ojos

A mi hijo
Lo primero que notarás es que todo es temporal

A mi chica
Lo siguiente que podrías notar es que siempre seremos una familia

A mi hijo
Mi misión es mantener la luz en tus ojos ardiendo