Muchos de nosotros hemos escuchado o leído grandes historias y hazañas de santos y caballeros en la Edad Media: San Roberto de Molesmes, Santo Domingo de Guzmán, San Benito de Nursia, San Bruno, San Francisco de Asís, San Bernardo de Claraval… Seguro, alguno de ellos ha despertado grandes deseos de batallas heroicas o de aquellas que se libran en el silencio del corazón. Todos ellos fueron grandes santos que pertenecieron a Ordenes diferentes, pero que por distintos caminos, llegaron a la misma meta: Cristo.

Cada uno de nosotros se encuentra en diferentes lugares, quizá ya viviendo su vocación especifica en el lugar correcto, pero no por ello debemos impedir que estas historias enciendan en nosotros el deseo de entregarle todo al Señor, desde la batalla que tiene que librar día a día.

¡Haz click en jugar para saber a cuál orden pertenecerías! y ¡comparte tu resultado! 😉