Ayer se me ocurrió una idea un poco loca y hoy la edité. No tengo grandes intenciones de sacar adelante un video vlog pero vale la pena probar porque si la idea resulta útil y apostólica tal vez podría repetirla. Todo depende de ustedes y de las opiniones que me dejen en los comentarios de más abajito.

Otra cosa que quería probar hace tiempo es la posibilidad de trabajar pequeños documentales solo con un teléfono celular. Este video es la confirmación de que el proceso de filmación, edición y producción de material apostólico audiovisual se puede hacer sin usar grandes instrumentos ni invertir demasiado tiempo. No quiero decir que tengamos que hacer cosas mediocres, de ninguna manera, lo que digo es que para dar testimonio de nuestra fe no tenemos que esperar a tener un estudio de grabación ni mucho menos. A veces hace falta una idea, las ganas y un celular.

No me alargo más. Un abrazo grande a todos. Ojalá les guste.

*Apunte: No porque sea difícil entrar sino por motivos de seguridad y privacidad decidí no ingresar en la sede del Vaticano donde vive el Papa.