El artículo continua después de la publicidad:

La pornografía es un mal que cada vez se extiende entre los adolescentes, no solo son los adultos quienes la consumen. Ésta no solo daña a los matrimonios, sino también tiene un fuerte impacto en los menores de edad.

Un estudio muestra que el consumo habitual de pornografía los vuelve infieles a sus novias/os,  pueden desorientarse durante la fase de desarrollo en la que están aprendiendo a lidiar con su sexualidad y a cuestionar sus valores morales. Existe también una relación significativa entre ver con frecuencia pornografía y los sentimientos y sensaciones de soledad, incluyendo la depresión. El alto consumo de pornografía en la adolescencia puede ser también un factor a tener en cuenta en los embarazos adolescentes.

Por esta y otras razones es que que hoy les dejamos este interesante vlog para que, como padres, conozcan cuales puntos son importantes sobre este tema y cómo deben afrontarlo como familia. ¡Comparte con tus amigos!