Un cristiano es por definición alegre. Esta alegría brota del encuentro con Cristo, que al mostrarnos nuestra identidad, ilumina nuestro camino a la felicidad. El mundo ha distorsionado la imagen que tenemos del “buen cristiano”. Podemos llegar a pensar que un buen cristiano es una persona muy estricta y rigurosa, o muy seria sin tiempo para divertirse, o tal vez una persona que puede o quiere juzgar a quien no piensa como él.

Mi nombre es Kristina M. Hjelkrem, soy ecuatoriana. He querido comenzar este Video Blog en Catholic-link para compartir la alegría que he encontrado en la vida cristiana. Por medio de las experiencias que iré teniendo quiero mostrar que la fe católica es todo excepto abstracta, lejana o aburrida. Quiero mostrar los rostros de buenos cristianos, sencillos, transparentes, sinceros y amables; con el fin de devolver la esperanza a personas que crean que es muy “idealista” el poder encontrar la felicidad en la propia fe.


El artículo continua después de la publicidad:

Yo sé que encontré la felicidad en una Persona y que vivir mi vida de acuerdo a esa relación, es lo que llena mi vida de alegría y paz. Ser cristiana es una decisión que tomé hace mucho tiempo, pero que cada día en cada cosa que hago voy renovando. Creo que el estar plenamente alegre proviene de esta re-afirmación diaria, ser cristiana en cada situación; ser de Cristo y estar con Él en todas las circunstancias. Si al encontrarme con Dios, encuentro una alegría inabarcable… ¿Por qué no compartirla con las personas que quiero? ¿o que conozco? e incluso, ¿porque no compartirla el mundo entero?

He aquí la razón de este Vlog. ¡Espero que lo disfruten! Estaré encantada de responder a cualquier comentario que quieran hacerme…


El artículo continua después de la publicidad:


Publicidad: