La Virgen María es nuestra madre. No puede ser de otro modo, su mismo Hijo lo quiso así. Ella tiene como misión hacer que Jesús nazca y crezca en nuestro corazón. Nos lleva con paciencia y ternura hacia Él. Ella siempre está cerca de nuestra vida y cuando falta su maternidad, falta la alegría. Ella es una Madre tierna que nos muestra a su hijo, y nos lleva de la mano hacia Él. Así es la mano de nuestra Madre: no tiene aspereza, posee toda la suavidad y está repleta de cariño y de fortaleza.

Hoy en el capítulo de nuestra serie animada Un minuto con Francisco, el Papa nos explica cómo amar a la Virgen María, y nos habla del papel fundamental que su amor de madre juega en nuestra vida.


El artículo continua después de la publicidad:

[blockquote source=”San José María Escrivá”]”No sientes en tu mano, pobre niño, la mano de tu Madre: es verdad. —Pero… ¿has visto a las madres de la tierra, con los brazos extendidos, seguir a sus pequeños, cuando se aventuran temblorosos, a dar sin ayuda de nadie los primeros pasos? —No estás solo: María está junto a ti”.[/blockquote]

[blockquote source=”San José María Escrivá”]”Consuelo, auxilio, esperanza, Reina y, sobre todo, Madre: «¡Madre! —Llámala fuerte, fuerte. —Te escucha, te ve en peligro quizá, y te brinda, tu Madre Santa María, con la gracia de su Hijo, el consuelo de su regazo, la ternura de sus caricias: y te encontrarás reconfortado para la nueva lucha”.[/blockquote]


El artículo continua después de la publicidad:

Si consideras que esta serie le está haciendo un bien a la Iglesia, ¡danos una mano realizando un donativo voluntario! Haz click aquí para recibir mayor información ????¡Ayúdanos en este lindo proyecto! ¡Necesitamos mucho de tu colaboración! Lamentablemente no contamos con los recursos suficientes para seguir, y éste podría ser nuestro último capítulo. Si no puedes hacerlo materialmente, una oración nos vendría muy bien.

¡Esperamos que esta animación haga crecer en sus corazones el amor a María!  ¡Nos encantaría que la compartan y nos dejen sus comentarios! ¡Un abrazo para todos!