Más allá de ser un video utilizado como campaña para recoger fondos, es un bello testimonio de cómo el amor es real, un amor que traspasa los límites y las fronteras que tantas veces el ser humano tiene y que le impiden amar a otros; traspasa límite de la edad, la raza, la religión y la cultura.

Mohamed Bzeek es un musulmán que tiempo atrás padeció de cáncer. La enfermedad le ayudó a estar más sensible al sufrimiento de otras personas. Esta experiencia lo llevó a ver la necesidad de muchos niños que sufren no solo por enfermedades graves sino por estar solos y abandonados. Con el paso de los años ya son varios los niños que él ha adoptado y los cuida amorosamente, a algunos de ellos en los últimos momentos de sus vidas.


El artículo continua después de la publicidad:

Anoté que era musulmán y lo quise resaltar especialmente porque es comprensible que muchas personas tengan prejuicios ante los musulmanes, dados los muchos acontecimientos en los que se han visto involucrados haciendo daño a otros. Y es una realidad, sin embargo, no por esto hay que pensar que todos son así, como si fuera parte de su identidad hacer mal a otros, especialmente a los cristianos.

Este hombre es muestra de todo lo contrario, de un amor concreto, generoso, abnegado y sacrificado por seres humanos indefensos, marginados y pobres, que pueden no ser de su nacionalidad, de su religión, de su cultura, pero que están unidos a él por el hecho de ser humanos y por compartir la humanidad pueden llegar a ser hermanos.


El artículo continua después de la publicidad:

Y así es el amor al cual estamos invitados todos: un amor que da sentido a la existencia, que enciende corazones oscurecidos y tristes, que tiene una fuerza esperanzadora de transformar este mundo, un amor universal que no se limita por las diferencias, más bien rescata lo que nos une.

El video habla por sí solo. Los invito al momento de verlo reflexionar en lo siguiente:

¿Qué barreras encuentro en mí para vivir un amor con las demás personas? (Acaso prejuicios, miedo al sacrificio y el compromiso, egoísmo) ¿Limito mi amor a los que son cercanos y a los que menos me cuesta o busco a amar también a los que están más lejos, a los que me es más difícil amar?


Publicidad: