Dame tu miedo y yo te devolveré la paz. Este es el pensamiento que venía a mi mente después de ver este hermoso video sobre el sacramento de la confesión. No por casualidad el Papa Francisco hace pocos días ha decidido  proclamar un Jubileo de la misericordia para el año 2016. Qué falta nos hace seguir reverenciándonos ante la infinita misericordia y el perdón amoroso del Señor hacia el pecador arrepentido. Todos somos pecadores, todos necesitamos perdón, todos hemos sentido en nuestro corazón el peso de nuestras faltas y el miedo de acercarnos al confesionario. Pero este video nos ayuda a recordar lo sencillo y al mismo tiempo sobrecogedor que resulta el momento de acercarnos al sacramento de la reconciliación.


El artículo continua después de la publicidad:


El intercambio es este: nosotros damos nuestro miedo, la tristeza por nuestras faltas, la vergüenza, el dolor, y Jesús nos devuelve la paz, la tranquilidad de nuestra conciencia, la certeza del amor de Dios.

Te recomendamos:


El artículo continua después de la publicidad:

La confesión explicada paso a paso en una creativa animación.

Para todas aquellas personas que aún tienen miedo de acercarse a este sacramento, o que los detienen las falsas ideas que llenaban la mente del joven al comienzo de este video, recordemos que la confesión no es otra cosa que una fuente desbordante de misericordia, un abrazo amoroso del Padre, un retorno al hogar, al corazón de Jesús.

Pidámosle al Señor que en este tiempo de cuaresma nos ayude a acercarnos a este sacramento con un corazón verdaderamente arrepentido, y que encontrándonos con su presencia real en el perdón de nuestros pecados podamos salir renovados y con el firme propósito de esforzarnos cada día por ser como Él. Repitamos las palabras de la antífona que nos sugería hace poco el Papa Francisco: “Danos Señor un corazón semejante al tuyo”.