Captura de video
Captura de video

Once religiosas de diferentes países, congregadas en Perú, conforman el grupo musical Siervas. Este 3 de octubre comenzarán una gira por América Latina para promocionar su nuevo disco, “Ansias que queman”.

Las integrantes pertenecen a la comunidad religiosa Siervas del Plan de Dios, y buscan “llevar, a través de nuestra experiencia interior el mensaje de un Dios vivo, cercano, que ama profundamente al hombre”.


El artículo continua después de la publicidad:

Entre ellas se encuentran integrantes de países como Argentina, China, Filipinas, Chile, Venezuela, Ecuador y Perú.

Ellas mismas componen sus canciones, en ritmos variados como el pop, música latinoamericana, entre otros, en una suerte “crossover music”. Es decir, combinan y adaptan lo clásico con lo moderno: Ritmos clásicos interpretados por el violín, violonchelo y el clarinete, se entrelazan con instrumentos modernos como la batería, la guitarra eléctrica y el bajo electro acústico.

La presentación del 3 de octubre, en Lima (Perú), se realizará en el Auditorio del Pentagonito, a las 8 de la noche, hora peruana.


El artículo continua después de la publicidad:

Sobre su disco “Ansias que queman”, aseguran que “busca expresar los mismos sentimientos que tuvo Jesús por la humanidad”.

“Las ansias a las que nos referimos es porque cada ser humano se salve y alcance su felicidad”

Las religiosas señalaron que en esta producción musical “hablamos de una realidad muchas veces marcada por el dolor, la violencia, el sinsentido. Jesús no es indiferente a nuestra realidad humana. Las ansias a las que nos referimos es porque cada ser humano se salve y alcance su felicidad”.

“Son estas mismas ansias las que compartimos también nosotras. Deseamos que el fuego incontenible del amor de Dios nos transforme, en primer lugar a nosotras mismas, para que podamos llevarlo al mundo entero”.

Lo recaudado de la venta de sus discos así como de sus conciertos de Lima y otras ciudades de América Latina -como Ayacucho (Perú), Guayaquil (Ecuador), Medellín y Cali (Colombia)- será destinado para las obras misioneras de las Siervas del Plan de Dios en Angola, en África.

Además, estos ingresos cubrirán otras obras solidarias en Ayacucho y Lima, en Perú.