A menudo publicamos artículos sobre los santos; algunas veces sobre su vida, otras veces sobre los santos patronos, también sobre cómo relacionarnos con ellos y en más de una oportunidad sobre aquellos santos que en particular podrían ayudarnos con su intercesión en situaciones concretas como la lucha por la castidad, las dificultades personales y de santos, que con su ejemplo de amistad, nos enseñan cómo vivir.

Todas estas, son cosas realmente importantes y útiles para personas como tú y como yo que hacemos apostolado, pero nunca nos habíamos detenido a revisar cómo es que ellos llegaron a los altares para ser venerados y para que los consideremos como tal: santos. Es por eso que hemos preparado este quiz, pues el camino de santidad al que todos estamos llamados por el mismo Jesús, en algunos casos, termina siendo reconocido por la Iglesia Universal y la historia de esos hermanos nuestros es presentada como modelo de vida, al mismo tiempo que por su intercesión creemos que podemos obtener grandes favores de parte de Dios.


El artículo continua después de la publicidad:

¿Tú sabes cómo es que un santo se convierte en tal?, pues vamos a revisar el proceso que la Iglesia ha ido discerniendo a lo largo de los siglos, que no es solo una excusa para llenar el calendario de efemérides o tener nombres para ponerle a nuestros templos, sino que han sido elevado a los altares, para ser nuestros amigos y compañeros en nuestro camino siguiendo los pasos del Maestro. ¡A jugar! 😉