Aunque no lo parezca, es súper importante tener claro este dogma Mariano de la Inmaculada Concepción, no solo porque es un conocimiento que debería ir en la catequesis básica sobre la Virgen, sino porque nos ayuda a comprender mejor la vida de Jesús, su divinidad, el plan de Dios y cómo es que la Virgen María ha ayudado en la realización de ese plan.

Conocer en qué consiste la Inmaculada Concepción es casi un elemento de apologética, pues además de hacernos amarla aún más, nos permitirá defenderla ante esos tan frecuentes ataques de quienes no creen en ella y en su rol como la Madre de Dios.


El artículo continua después de la publicidad:

En el libro del Génesis, dice: «Enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar» (Gn 3,15). Te preguntarás, ¿qué tiene que ver el Génesis con la Virgen? Para uno que no conoce, parece que se quisiera hacer calzar los textos a la fuerza, para articular una explicación y salvar el prestigio de la Virgen María. Sin embargo, hay que saber que los teólogos llaman a este pasaje el “protoevangelio”, palabra que significa «primera buena nueva», dejando entrever el plan de salvación que Dios tenía desde el comienzo, antes del nacimiento de Jesús. Dios ya consideraba el nacimiento de su hijo y a una mujer en toda esa historia. Además, afirmaba que el linaje de esa mujer pisará la cabeza de la serpiente. María es precisamente esa mujer.

Queremos explicarte a través de esta galería, algunos aspectos del dogma de la Inmaculada Concepción de María que es importante que conozcas y si los sabes, que los  refresques en tu corazón.



El artículo continua después de la publicidad: