El artículo continua después de la publicidad:

Hablar sobre la vida de Juan Pablo II no solo es recordar su alegría, su entrega, su humildad y su sencillez, sino que, también es recordar el camino de santidad al que cada uno de nosotros está invitado a vivir. En este video Juan Pablo II nos muestra cómo ese llamado se hace concreto en el día a día y cuál fue ese secreto que lo llevó a ser santo.

Un hombre que atesoró en su corazón ese encuentro con Cristo a lo largo de su vida, dejándose transformar cada día por el amor de Dios. Ese es el secreto de Juan Pablo II, un hombre enamorado de María que hoy nos recuerda que cuando ponemos nuestra vida en manos de Dios, Él puede hacer grandes cosas con ella.

Que cada vez que recordemos a este gran Papa, resuene nuevamente en nuestro corazón sus palabras: ¡No tengaís miedo!


El artículo continua después de la publicidad: