Hoy les presentamos un video producido por Catholic Link que ha superado el millón de visitas en Internet. Lo he visto, sin mentirles, unas veinte veces y siempre que lo veo me emociono profundamente, ¡y es que su mensaje es tan cierto! No sé si todos lo vean tan claro, pero yo lo resumo así: la Iglesia es una y va a prevalecer hasta el fin de los tiempos. Muchos han querido destruirla pero es el mismo Cristo quien la mantiene firme.

Quisiera rescatar dos elementos muy claros presentes en este video:

1. La Iglesia Católica ha sido querida por Dios

Él ha querido una sola Iglesia, una sola fe, un solo Vicario. La fidelidad a estas verdades es lo que nos mantiene y nos mantendrá unidos a la promesa y al corazón de Dios. Lo ratifican estas palabras: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” Mt 16,18. “Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,20).  Nos lo ha prometido el Señor: si permanecemos unidos a Él, Él permanecerá en nosotros.


El artículo continua después de la publicidad:

2. Hay gracias que solo podemos recibir a través de la Iglesia

Solo en la Iglesia católica y unidos muy fuerte a ella, como Cuerpo de Cristo, obtenemos cuatro tesoros que nadie más nos puede ofrecer: la Eucaristía, el Perdón, los Santos y nuestra Madre. ¿Qué más podemos pedir? Sobre esto nos dice Benedicto XVI: “Necesitamos a la Iglesia para confirmar nuestra fe y para experimentar juntos los dones de Dios”.

El amor a la Iglesia brota de nuestra convicción como cristianos. Es nuestro deber defenderla y sentirnos orgullosos de ser parte de ella a pesar de nuestros errores y, ante todo, fortalecerla con nuestra santidad.

“La Iglesia es fecunda y madre cuando da testimonio de Jesucristo” (S.S. Francisco).