Este video es genial. Deja traslucir un poquito el corazón sencillo de nuestro querido Papa Benedicto. Lo interrumpieron con un canto y se puso a cantar con ellos. Benedicto XVI no es Juan Pablo II, sus gestos son más sencillos, menos perceptibles, pero en ellos se muestra la sencillez paternal de un auténtico hombre de Dios.