El artículo continua después de la publicidad:

Reza hasta que tú escuches a Dios