El artículo continua después de la publicidad:

Es el video ganador del concurso “I confess contest” organizado por diversas diocesis norteamericanas para promover el sacramento de la reconciliación. El video es bueno, presenta bien la experiencia existencial de la persona que peca pero valdría la pena hacer más explícita la presencia del sacerdote.