El artículo continua después de la publicidad:

El alcalde de Baena (Córdoba – España), Luis Moreno, ha mantenido el crucifijo del salón de plenos del Ayuntamiento de la localidad andaluza ante la petición de retirada del partido político Izquierda Unida, IU, de todo símbolo religioso que hubiera en el Consistorio baenense. La defensa es genial; por cierto con constitución española en mano (1978). Como un dato curioso, vale la pena estar atento a los nervios del sujeto que está a su lado mientras tacha de “sectarista” y “revanchista” la propuesta del IU.