El artículo continua después de la publicidad:

Este video tiene tres cosas muy interesantes: primero está la indiferencia de todo el mundo ante un obstaculo absolutamente obvio, lo segundo es el sentido común de un niño que decide enfrentar la contundencia de la realidad (el obtáculo), y el tercero es la avalancha de solidaridad que su bondad e inocencia despiertan en los demás. Me parece un video muy interesante para hablar en primer lugar de la dinámica difusiva del bien, y en un segundo momento de la dinámica difusiva del liderazgo, es decir, si la indiferencia es algo que se contagia, el liderazgo con mucha más razón.