Les compartimos el segundo vlog del Diácono José Luis González. En el nos explica las razones por las cuales no le dio limosna a un mendigo que le pidió ayuda en la calle.

La caridad va más allá del acto externo de ayudar al que lo necesita. Su escencia más profunda encuentra su fondo en la compasión y la misericordia, se trata de darme, no solo de dar. Esto no lo explica muy bien el Papa Francisco:


El artículo continua después de la publicidad:

¿Me inclino para ayudar a quienes están en dificultad, o tengo miedo de ensuciarme las manos? ¿Estoy encerrado en mí mismo, en mis cosas, o me cercioro de que otros necesitan ayuda? Me sirvo solo a mí mismo, o sé servir a los demás como Cristo, que vino a servir hasta dar su propia vida? ¿Miro a los ojos de los que buscan la justicia, o dirijo la mirada hacia otro lado? ¿Para no mirarles a los ojos?”

En esta Cuaresma vivamos la limosna y la caridad con los que realmente nos necesitan, estos son, la mayoría de la veces, las personas que tenemos más cerca nuestro. Los invito a mirar el vlog y dejemos que sea el Diácono quién nos ayude a profundizar en este tema.