El artículo continua después de la publicidad:

El matrimonio es importante, pero el tiempo de preparación antes de casarse también lo es. La elección de un esposo es uno de los pasos más trascendentales que puede dar una persona joven. Tal decisión no debe tomarse apresuradamente o a la ligera.

El amor no es un sentimiento que fluctúa, este implica compromiso y madurez. El matrimonio es una vocación, un llamado de Dios y un camino a la santidad que requiere un serio discernimiento espiritual.

Hoy el Padre Seba nos da algunos consejos para saber, a la luz del Plan de Dios, cuál es el mejor momento para casarse, quién es la persona indicada y como saber si estamos siendo fieles a lo que Dios nos pide, siendo plenamente conscientes de lo que este sacramento implica.

¡Recuerda escribir tus preguntas al twitter del Padre Seba! @Padre_Seba, él con mucho gusto las responderá en sus siguientes vlogs 🙂