3 cosas que pueden pasar en un mundo sin sacerdotes



¿Te imaginas el mundo sin sacerdotes? ¿Qué pasaría si no hubiera ministros en la Iglesia? Los chicos de Catholic Stuff se plantearon estas preguntas en el video que te presento hoy. Y las posibilidades son alarmantes. Sobre el hipotético futuro apocalíptico no podemos ni imaginar cómo sería. Pero sí podemos estar seguros de algo, que no tendríamos la posibilidad de tener a Jesús en la Tierra, no habría la posibilidad de recibir el perdón sacramental de los pecados y los enfermos no recibirían la fuerza y la gracia de la Unción.

Los sacerdotes son personas importantísimas para el mundo. Tienen un poder que nadie más en la Tierra tiene, que se los ha dado el mismo Cristo: ser otros cristos. Por eso pueden consagrar el pan que se transforma en Jesús, dar su perdón e infundir su fuerza. Pero los sacerdotes, aunque tienen una misión muy grande, no son super hombres, sino personas normales elegidas por Dios. Por eso todos los católicos, tú y yo, tenemos que estar muy preocupados porque existan sacerdotes, porque sean muchos y santos. Para esto hay algunas cosas que podemos hacer por ellos.


El artículo continua después de la publicidad:



1. Rezar mucho por los sacerdotes: hay que pedirle mucho a Dios porque los mantenga fieles a su misión. Todo el tiempo debes rezar para que Jesús sea el modelo de cada sacerdote.

2. Recordarles su misión continuamente: pienso que el respeto que se le debe tener a los sacerdotes es por la tarea que realizan en la tierra. No es tratarlos como ciudadanos de primera clase, sino recordarles que están para servir a todos. No tengas miedo de pedirles favores, consejos, confesiones, etc. ¡Es lo que más hace feliz a un sacerdote! «Son pastores, no funcionarios. Son mediadores, no intermediarios. Tengan siempre presente el ejemplo del Buen Pastor, que no vino para ser servido, sino para servir, y buscar y salvar lo que estaba perdido», les dijo a algunos sacerdotes el Papa Francisco.


Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:

3. Recordarles que deben ser ovejas: aunque su misión es grande, solo son seres humanos. Por eso se pueden equivocar, desalentar, enojarse. Siempre está bueno que puedas ofrecerles ayuda, consejo, ánimo e incluso corregirlos.

4. Pregúntate tú mismo, ¿qué quiere Dios de ti?: Dios llama a cada uno a ser santo y ser feliz. Por eso el camino que Él te presenta es el que más te conviene. ¡Pregúntale a qué te llama! Lo mejor que puedes hacer por la Iglesia y el mundo es responder a la vocación de Dios, sea ésta para el sacerdocio, la vida religiosa o el matrimonio.

Los sacerdotes tienen una misión muy grande en la Iglesia. Por eso debemos ayudarlos muchísimo para que la cumplan. Pero no te olvides que tú también tienes una misión en la Iglesia. Cómo dice el final del video: Dios tiene un plan para ti, para hacerte feliz.


sacerdote

Juan Andrés Zenteno

Juan Andrés es chileno tiene 25 años y escribe desde Argentina donde vive desde hace un tiempo. Es laico consagrado y estudia historia.


Juan Andrés Zenteno

Juan Andrés es chileno tiene 25 años y escribe desde Argentina donde vive desde hace un tiempo. Es laico consagrado y estudia historia.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados