10 impresionantes testimonios del martirio ayer y hoy



¿Darías la vida por tu fe? ¿Realmente la darías? Esta es un pregunta que hoy, más que en cualquier época, cobra relevancia. Parece que esas historias, las de los mártires católicos, que muchas veces nos inspiraron y nos sorprendieron por el valor y la serenidad con la que enfrentaron la muerte a través del martirio, dejaron de ser lejanas y se han convertido en realidades concretas.

Cómo quisiéramos, que los mártires hubieran quedado en el pasado y que nunca más injusticias como estas se dieran. Habiendo pasado tantísimos años y habiendo evolucionado tanto, parece una locura que hoy alguien pueda ser ejecutado por  profesar una religión. Es de no creer, un día cualquiera revisamos las noticias y la palabra mártir aparece una y otra vez…solo pensemos en la cantidad de cristianos que están muriendo mientras leemos estas líneas.


El artículo continua después de la publicidad:

Tratando de trascender el dolor que nos producen las muertes sin sentido e injustas, sepamos que los mártires cristianos son testimonio de vivo de amor. Ellos no solo siguieron las enseñanzas del Evangelio, sino que fueron imagen auténtica de Jesús.



Un mártir representa el amor vivido hasta el extremo, testimonio de amor total al Padre, e imagen concreta del Hijo cuyo ejemplo siguieron sin titubear, incluso dando la vida misma como Jesús lo hizo por nosotros y es por esto que gozan de una participación especial con Cristo.

El papa Benedicto XVI decía que el martirio «se funda en la muerte de Jesús en su sacrificio supremo de amor, consumado en la cruz a fin de que pudiéramos tener la vida». Los mártires nos dan también vida, vida a la iglesia e interceden por ella siempre.


Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:

Hemos preparado una serie de frases de los mártires católicos con el objetivo de que podamos leerlas y tratemos de vislumbrar en ellas ese amor extremo a Dios, que hoy más que nunca, es indispensable en nuestra vida cristiana. Que ellos sean modelo de valentía y amor, y que elllos intercedan ante Dios por todos nosotros especialmente en este tiempo.

«¿De dónde nace la fuerza para afrontar el martirio? De la profunda e íntima unión con Cristo, porque el martirio y la vocación al martirio no son el resultado de un esfuerzo humano, sino la respuesta a una iniciativa y a una llamada de Dios; son un don de su gracia, que nos hace capaces de dar la propia vida por amor a Cristo y a la Iglesia, y así al mundo» (S.S Benedicto XVI).


Silvana Ramos

Silvana tiene 38 años, es ingeniera y trabajó muchos años en una empresa de innovación. Hace 5 años fue mamá por primera vez y hace 3 años renunció a la ingeniería para dedicarse a sus hijos. Hoy es mamá de 3. El matrimonio y la familia se han convertido en su verdadera vocación.


Silvana Ramos

Silvana tiene 38 años, es ingeniera y trabajó muchos años en una empresa de innovación. Hace 5 años fue mamá por primera vez y hace 3 años renunció a la ingeniería para dedicarse a sus hijos. Hoy es mamá de 3. El matrimonio y la familia se han convertido en su verdadera vocación.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados