¿En qué momento se nos olvidó cómo amar al prójimo? Estos niños nos dan una gran lección



Muchos de ustedes han visto el video de un experimento social en el que una niña que se viste de forma que parece vivir en la calle y luego como una niña común y corriente. Lo impactante es la reacción de quienes pasan junto a ella: es totalmente diferente con una y con otra, siendo la misma niña.

Cuando la ven vestida como niña de la calle, la gente la ignora y no la toma en cuenta, en cambio cuando la ven vestida como una niña común, no como una pequeña sin hogar, entonces la gente se detiene y se preocupa. Este video ha sido muy popular y de hecho te ofrecemos un artículo con una reflexión al respecto. 


El artículo continua después de la publicidad:

La sensación y la crítica luego de haber visto ese video es más o menos la misma que ocurre como con cualquier otro que nos hace tomar consciencia sobre la pobreza, la dignidad humana, el cuidado del prójimo y la solidaridad. Mucha gente compartió este video y realmente se volvió viral. Nos quedaba la sensación de que estamos en un mundo sin valores, perdidos en el consumismo y en el individualismo. Esa es la crítica que más se lee en los muros de quienes lo publicaron.

Parece que no está todo perdido, pues si tantos son los que han visto el video y tanto revuelo causó, será porque seguramente dentro nuestro aún guardamos algo de amor por los demás, de preocupación por el prójimo y de consciencia sobre el hacer el bien. La reflexión que despierta es algo que debería darnos esperanza, pues parece ser que dentro nuestro, aún está funcionando el chip del amor, de lo comunitario en vez de lo individual, de lo solidario en vez de lo egoísta y la consciencia que enciende todas las alarmas cuando como humanidad no hacemos las cosas bien. Miremos el siguiente video:



Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:


¿Cuándo fue que nos permitimos dejar de actuar así? Según este video solíamos comportarnos diferente. Pensemos cómo se comportan nuestros hijos y cómo seguramente nos comportabamos nosotros cuando eramos pequeños, sobre todo frente a aquellos más desfavorecidos. Tomar consciencia de esto no debería desanimarnos, sino al contrario, nos debería traer esperanza. Resulta tremendamente esperanzador pensar que, aunque los adultos hemos sido formados en una sociedad individualista y despreocupada por quien tenemos a nuestro lado, sigue estando en nuestros corazones ese sentimiento original puesto por Dios que nuestros pequeños tienen y nosotros también. 

Es como si fuéramos programados de fábrica con el software del amor al prójimo y con el tiempo, fuimos instalando otras aplicaciones que desplazaron esa primera, instalada por Dios, pero que de vez en cuando, da notificaciones y señales de alerta, que nos hacen tomar consciencia.



¿Qué debemos hacer para aprender del ejemplo de estos generosos niños que renuncian a su placer por los demás? Seguramente los padres de esos niños del video, deben tener el corazón hinchado de orgullo. ¡Cuánto más se hincha el corazón del Señor cuando escuchamos sus enseñanzas y amamos al prójimo sin discriminar. En ellos, en que los cuidemos e imitemos, está la esperanza; seguramente fue por eso que el Señor dijo:

«Jesús llamando a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: Les aseguro que si ustedes no cambian o no se hacemos como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos. Por lo tanto el que se haga pequeño como este niño, será el más grande en el Reino de los Cielos» (Mateo 18, 2-4).

Misionero laico a tiempo completo, dedicado a la Evangelización de jóvenes. Charlista y escritor. Es también vloguero en Catholic-link www.sebacampos.com


Misionero laico a tiempo completo, dedicado a la Evangelización de jóvenes. Charlista y escritor. Es también vloguero en Catholic-link www.sebacampos.com

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados