El hilarante comercial (un poco feminista) «Deliciosa calma» y nuestra respuesta



Los videos de mujeres solas apoyándose entre ellas mismas me chocan un poco. Perdón, no lo tomen personal, lo que pasa es que no entiendo muy bien cómo podemos pedir una sociedad equilibrada con un comercial que presenta como solución el desbalance. ¿Me dejo entender? Pareciera que el oasis de calma solo pudiera venir de una sociedad habitada por mujeres. Como si una mujer pudiera ser comprendida solo por otra mujer. Y aunque superficialmente podría parecer verdadero, lo cierto es que no es así. Qué levanten la mano las que sienten que su papá las entiende mejor que su mamá. O qué levante la mano la que tiene un mejor amigo en lugar de una mejor amiga. En el mundo objetivamente hay hombres y mujeres. Esto es un hecho. Y así no nos entendamos bien o tengamos una sociedad que no favorece algunos roles naturales de las mujeres, como por ejemplo el de la maternidad, la separación y el juicio de valor de «que se haga cargo el padre sin mi» no aporta. Será que cuando consigamos que los padres sean los que se hagan cargo y las mujeres las que salgan a trabajar, ¿veremos el mismo comercial pero solo de hombres (al borde del ataque de nervios)?



El artículo continua después de la publicidad:


No me parece raro que estén estresadas. ¿Cómo no lo van a estar? Hacer un trabajo demandante, con mucha carga emocional y encima solas, es como para desbordarse. Ninguna habla de algún equipo, de alguien en quien descansar o con quién realizar su vida. Es más !ni siquiera hay un plato así! La injusticia no está en el cansancio por hacer mucho, la injusticia, el desbalance está en hacerlo sola, en vivir sola, cumpliendo expectativas impuestas por… ¿otras mujeres?

¿Dónde quedó la ayuda? ¿Dónde quedó el esposo mientras la esposa se volvía loca con 3 hijos, la casa y el trabajo?, ¿dónde quedó la complementariedad? Y tan importante como lo anterior: ¿dónde fue que quedó la capacidad de pedir ayuda?


[]
1 Step 1

Recibe Catholic-Link en tu Email

Recibirás los mejores contenidos de la página junto con información sobre nuestras conferencias online.

Previous
Next

¡Qué bueno sería cambiar la carta! Qué tal que en lugar de pedir: «Hoy no llego a recoger a mi hijos al cole con loncha de pavo acompañado de ya está su padre para hacerlo, digo yo», pudiéramos pedir: «mi esposo cuida a los chicos  en salsa de trufas y reducción de lo hace porque nos ama» o «necesito descansar con aderezo de enséñame a pedir ayuda» o «Un bifé de tengo 3 hijos y él quiere uno más en salsa los estamos criando juntos» o «no me quiero casar porque ellos tienen fama de no ayudar acompañado de a ver quién me demuestra lo contrario» Y para terminar uno bueno: «soy presidenta de una corporación y madre, y entre mi esposo y yo hacemos todo en casa».


Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:

El ejercicio que estoy tratando de hacer es empezar a mirar el comercial con ojo crítico, aprender a cuestionar lo que la publicidad está comunicando y compararlo con la realidad y cómo calza en ella.

Me encantaría leer sus opiniones 😉

Silvana Ramos

Silvana tiene 38 años, es ingeniera y trabajó muchos años en una empresa de innovación. Hace 5 años fue mamá por primera vez y hace 3 años renunció a la ingeniería para dedicarse a sus hijos. Hoy es mamá de 3. El matrimonio y la familia se han convertido en su verdadera vocación.


Silvana Ramos

Silvana tiene 38 años, es ingeniera y trabajó muchos años en una empresa de innovación. Hace 5 años fue mamá por primera vez y hace 3 años renunció a la ingeniería para dedicarse a sus hijos. Hoy es mamá de 3. El matrimonio y la familia se han convertido en su verdadera vocación.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados