Típico error: «De Cristo solo habla la Biblia»

5 personajes contemporáneos a Cristo que hablaron de Él sin creer que fuera Dios.



Como todos saben, el Papa emérito Benedicto XVI vive ahora retirado en una zona del Vaticano. Lleva una vida de profunda oración y rara vez se pronuncia públicamente. Una de esas raras veces fue para responderle al matemático italiano Piergiorgio Odifreddi quien le había escrito comentando, entre otras cosas, sus libros sobre Jesús de Nazareth. De todo lo dicho, -el Papa le agradece, lo felicita, señala algunos puntos en los que congenian fe y ciencia, etc.-, a nosotros nos interesa aquí hacer hincapié en una de las duras críticas que también realizó a lo largo de la misiva. Dice el Papa:

 


El artículo continua después de la publicidad:

«L«o que usted dice sobre la figura de Jesús no es digno de su rango científico. Si plantea la cuestión como si de Jesús, en el fondo, no se supiera nada y como si de él, como figura histórica, nada pudiera comprobarse, solo puedo invitarle con determinación a adquirir algo más de competencia desde un punto de vista histórico. Para ello le recomiendo, sobre todo, los cuatro volúmenes que Martin Hengel (exégeta de la Facultad Teológica protestante de Tubinga) ha publicado en colaboración con Maria Schwemer: se trata de un excelente ejemplo de precisión y de amplísima información histórica. Ante esto, lo que usted dice acerca de Jesús es un discurso irreflexivo que no debería repetir. Que, en la exégesis, también se hayan escrito muchas cosas de escasa seriedad es, por desgracia, un hecho irrefutable. El seminario estadounidense sobre Jesús citado por usted en las páginas 105 y siguientes se limita a confirmar, una vez más, lo que Albert Schweitzer había señalado en relación con la «Leben-Jesu-Forschung» (Investigación sobre la vida de Jesús), o sea que el denominado «Jesús histórico» es, en su mayor parte, el espejo de las ideas de sus autores. Pero tales formas malogradas de labor historiadora no ponen en entredicho la importancia de la investigación histórica seria, que nos ha posibilitado conocimientos verdaderos y seguros acerca del anuncio y de la figura de Jesús».

 

¿Por qué el Papa se muestra tan duro con el matemático? Por un lado porque como dice el mismo al final de su carta: «la franqueza forma parte del diálogo; solo así puede crecer el conocimiento»; pero también porque hoy poseemos conocimientos históricos sobre la figura de Jesús que hacen inaceptables ciertas afirmaciones que, presentándose como críticas demoledoras, son en realidad parte de un discurso muy retórico y poco serio (¡o hasta irreflexivo como llega a decir el Papa!); son más fruto de las viseras que de la cabeza. Para ayudar a generar un diálogo siempre más franco, y visto que no todos podrán leer los cuatro volúmenes de Martín Hengel que menciona el Papa, en este post queremos recordar los datos básicos que todo cristiano como mínimo debería saber, para evitar que le pasen gato por liebre como se dice.


Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:


pablo (6)

pablo (1)

pablo (2)


pablo (7)

Acá las citas de los autores mencionados:

«Nerón buscó un chivo expiatorio e inflingió las más diabólicas torturas a un grupo de personas ya odiadas por la gente debido a sus crímenes. Esta era la secta conocida como cristianos. Su fundador, un Cristus, había sido ejecutado por el procurador Poncio Pilato en el reinado de Tiberio. Esto frenó la abominable superstición por un tiempo, pero se surgió otra vez y se esparció, no únicamente a través de Judea, donde se originó, sino incluso en Roma misma, la gran reserva y tierra labrada para todo tipo de depravación y obscenidad. Aquéllos que confesaban ser cristianos eran arrestados de inmediato, y en su testimonio una gran multitud de personas fueron convictas, no tanto por el cargo de incendio sino de hostilidad ante la raza humana en su totalidad» (Tácito Libro XV – Traducción de D.R.Dudley).

«Ya que los judíos en Roma estaban causando disturbios bajo la instigación de Christos, él (Claudio) los expulsó de la ciudad» (Suetonio 120 d.C.).

«Han declarado que todo su error o su falta ha consistido en reunirse algunos días fijos antes de la salida del sol para cantar en comunidad los himnos en honor a Cristo que ellos reverencian como a un Dios. Ellos se unen por un sacramento y no por acción criminal alguna, sino que al contrario para no cometer fraudes, adulterios, para no faltar jamás a su palabra» (Carta de Plinio a Trajano 111 d.C .).


pablo (4)

pablo (5)

Acá la cita de Flavio Josefo:

«Por este tiempo vivió Jesús, un hombre lleno de sabiduría, si de hecho uno puede llamarle hombre. Porque realizaba hechos increíbles, y era maestro de los que recibían la verdad gozosamente. Atrajo hacia sí a muchos judíos y gentiles. Él era el Cristo. Por la acusación de las autoridades de nuestro pueblo, Pilato lo condenó a morir en la cruz; no obstante aquéllos que lo habían amado antes le permanecieron fieles. Al tercer día se les apareció de nuevo vivo, justo como, entre otras mil maravillas, habían predicho los profetas enviados por Dios. Y al día hoy no ha cesado el pueblo de los que se llaman cristianos debido a Él» (Antiguedades Judías, Libro XVIII).


Las fuentes cristianas ya las conocemos, son las que están contenidas en las Sagradas Escrituras en el Nuevo Testamento, incluyen los cuatro Evangelios y las cuatro epístolas de San Pablo, además de la tradición de la Iglesia.

¡Esperamos que este artículo les sea de gran utilidad en su reuniones y en las conversaciones con sus amigos! 🙂

Daniel Prieto

Es chileno, tiene 28 años y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.


Daniel Prieto

Es chileno, tiene 28 años y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados