Bastaría una soga para ayudar al que está al costado del camino. Un hermoso testimonio



Poder ver es una capacidad humana invalorable. Mediante el sentido de la vista las personas podemos acceder a la realidad de manera más plena y así descubrir el mundo en el que Dios nos invita a vivir y desplegarnos. Bartimeo, aquel ciego del Evangelio que se acercó al Señor Jesús y le suplicó que le curara la vista, vivía una experiencia definitivamente dolorosa. Nuestro profundo anhelo por conocer la realidad y participar en ella según la verdad que descubrimos nos lleva a valorar y cuidar mucho la vista. Bartimeo no podía ver. No podía ver el nivel superficial y colorido de las cosas, pero sí podía ver y reconocer verdades más profundas y determinantes. Recordemos que le dice «Hijo de David» al Señor cuando se dirige decididamente a suplicarle compasión.

¡Cuántos otros que veían perfectamente no pudieron reconocer a Jesús porque, en palabras suyas, tienen «ojos pero no ven»! La fuerza y la profundidad del significado de ese «ver» es un tanto misterioso. ¿Qué es ver, según el Señor?


El artículo continua después de la publicidad:

En este video te presentamos a Carola, una mujer que debes «ver» y escuchar, con mucha sencillez, (la misma de la que se valía Jesús para enseñar las cosas más importantes)  nos explica su manera de ver el mundo. Ve a todos los hombres como iguales, valiosos y frágiles. Sabe que todos tenemos problemas, pero nos invita a no quedarnos sumidos en ellos porque de alguna manera dejaríamos de ver. Dejamos de ver las maravillas sencillas que nos rodean y también a los hermanos que están a nuestro lado. Por el contrario, salir de nosotros mismos, es decir, tender una mano al otro, o una soga, como dice Carola, nos permite traspasar nuestra antigua ceguera y llegar a la luz. Nos dice que el amor nos permite ver cosas que antes no veíamos. Razón no le falta. Recordemos aquel pasaje de la Escritura en el que se nos dice que el que ama conoce a Dios.

Qué en este año de la misericordia podamos acercarnos como Bartimeo a pedirle al Señor confiadamente compasión por nuestras cegueras y le digamos sinceramente: «Maestro, que pueda ver». Con la luz del Señor podremos ver verdaderamente y amar de corazón a quienes son nuestros hermanos.


[]
1 Step 1

Recibe Catholic-Link en tu Email

Recibirás los mejores contenidos de la página junto con información sobre nuestras conferencias online.

Previous
Next



Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:


Para finalizar este artículo, les dejamos unas hermosas palabras de la Madre Teresa de Calcuta:

http://biblioteca.catholic-link.com/post/137304886068/si-le-damos-la-espalda-a-los-pobres-damos-la

Franco Lanata

Es laico consagrado en el Sodalicio de Vida Cristiana. Es peruano y actualmente vive en Santiago de Chile, donde estudia literatura y filosofía.


Franco Lanata

Es laico consagrado en el Sodalicio de Vida Cristiana. Es peruano y actualmente vive en Santiago de Chile, donde estudia literatura y filosofía.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados