En el matrimonio el amor se demuestra en el servicio y en el respeto compartido

Amar a tu esposa incluye el compartir las tareas en la casa.



Hace apenas unos días este vídeo se convirtió rápidamente en viral. La directora operativa de Facebook, Sheryl Sandberg, lo compartió en su muro y hoy tiene casi 11 millones de reproducciones. El video fue compartido con la intención de hacer conciencia y demostrar que los estereotipos, en cuanto al rol que cumplen hombres y mujeres, se heredan.

Más allá de los estereotipos que el video presenta: la madre llegando del trabajo a casa cansada para encontrarse aún con más trabajo, mientras que el esposo ve televisión sin inmutarse, quisiera conducirnos, si es posible, un poco más adentro de la situación.


El artículo continua después de la publicidad:

Hombres y mujeres somos diferentes y por lo tanto cumplimos diferentes roles, está claro. Yo personalmente he vivido el trabajar una larga jornada fuera de casa y llegar cansada, en la noche, a continuar con la labor de hacerme cargo de mi casa, de mis hijos. Creo que sin la ayuda de mi esposo esto no hubiera sido posible o simplemente hubiera sido muy duro.



Como bien demuestra el video, los roles que cumplimos los adultos (y sobre todo en la familia) los heredamos de los comportamientos aprendidos de nuestros propios padres. Sin embargo, es una realidad que la dinámica familiar ha cambiado comparándola con lo que era hace unos 20 años atrás. La inserción de la mujer en el mundo laboral tiene mucho que ver en esta nueva dinámica. Cada vez es más frecuente que padre y madre salgan a trabajar y dejen los niños al cuidado de un tercero, que como primera opción pueden ser los abuelos.


Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:

Dejando a un lado los estereotipos heredados (que creo que si son buenos hay que heredarlos), lo importante aquí es ver la relación de los esposos. Si mi padre y mi madre son un verdadero matrimonio donde existe la justicia, el respeto, la ayuda mutua y un verdadero sentido del amor, es mucho más fácil ajustarse a los cambios como familia. No son simples moldes –así como esos que sirven para hacer figuras– los que heredamos. No heredamos plantillas exactas. Heredamos valores morales y éticos, heredamos comportamientos que son dinámicos, versátiles; heredamos amor. Todo esto, junto a nuestra libertad, nos permite discernir cuál es el rol de cada uno y  adaptarnos a las nuevas situaciones de la mejor manera posible, de lo contrario vienen las crisis y las rupturas tan frecuentes hoy en día.

Si padre y madre desde un inicio se preocupan por el bien común, lo demás va cayendo en su lugar y se va ordenando. Uno de los fines del matrimonio es la ayuda mutua, el bien de los esposos. Si uno se casa y no tiene esto en mente… pues mejor que no lo haga. El matrimonio se trata del otro, no de uno mismo.

Lo que me gusta de este comercial, que si bien contiene un necesario grito por reivindicar a la mujer, esta vez no lo presenta tratándola de masculinizar o simplemente exigiendo que ella tenga el mismo derecho de sentarse a ver la televisión mientras alguien más se hace cargo. Este video se vuelca en la relación de los esposos, en la dinámica familiar. La verdadera justicia para la mujer va a nacer desde una cultura que comprenda las diferencias que existen entre hombre y mujer, que no trate ni de masculinizar a las mujeres, ni de feminizar a los hombres, y que ambos se preocupen genuinamente por el bienestar mutuo. Las características de los dos son necesarias y valiosas para el crecimiento de los hijos, de ellos mismos, de la familia y de la humanidad. Lo importante es reconocerlas y en este reconocerse, citando a  San Juan Pablo II, «evidenciar la necesidad de que el hombre sea plenamente consciente de que en este ser padres en común, él contrae una “deuda” especial con la mujer. Ningún programa de “igualdad de derechos” del hombre y de la mujer es válido si no se tiene en cuenta esto de un modo totalmente esencial».

La familia siempre va a ser un tema de interés mundial. El que este video se haya convertido en viral, de alguna manera lo demuestra. La familia es el lugar donde aprendemos prácticamente de todo, donde nuestros valores morales y éticos se forjan. Su rol es insustituible. Es desde la familia de donde nacerá la verdadera reivindicación del rol de la mujer en el mundo.

«Llega la hora, ha llegado la hora en que la vocación de la mujer se cumple en plenitud, la hora en que la mujer adquiere en el mundo una influencia, un peso, un poder jamás alcanzados hasta ahora. Por eso, en este momento en que la humanidad conoce una mutación tan profunda, las mujeres llenas del espíritu del Evangelio pueden ayudar tanto a que la humanidad no decaiga» (Mensaje del Concilio Vaticano II a las mujeres. 8 de diciembre de 1965).

Silvana Ramos

Silvana tiene 38 años, es ingeniera y trabajó muchos años en una empresa de innovación. Hace 5 años fue mamá por primera vez y hace 3 años renunció a la ingeniería para dedicarse a sus hijos. Hoy es mamá de 3. El matrimonio y la familia se han convertido en su verdadera vocación.


Silvana Ramos

Silvana tiene 38 años, es ingeniera y trabajó muchos años en una empresa de innovación. Hace 5 años fue mamá por primera vez y hace 3 años renunció a la ingeniería para dedicarse a sus hijos. Hoy es mamá de 3. El matrimonio y la familia se han convertido en su verdadera vocación.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados