5 razones por las cuales te conviene que tu esposa(o) esté más enamorada de Dios que de ti



Jesús nos propone una forma de amar que se aplica para todo en la vida. Nos enseña  un mandamiento nuevo y nos da las coordenadas para que nuestras relaciones afectivas lleguen a buen puerto. El matrimonio no queda al margen de este amor y de estas instrucciones que nos ofrece constantemente el Señor. Amar a Dios es el mandamiento más importante y de este se desprende, por lógica consecuencia, el amor al prójimo.

Amar a nuestras esposas(os) como a nosotros mismos es un tremendo camino de amor, pero la verdad es que tiene un gran margen de error. No amamos bien, nos permitimos cosas que no son correctas, somos egoístas, impacientes y no siempre nos cuidamos el uno al otro como es debido. Está claro que nadie quiere hacer esto con su cónyuge, pero nos pasa.  Jesús conoce bien esa fragilidad humana de la que todos sufrimos: nuestro amor propio. Él sabe de nuestro amor inconsistente y quiere ayudarnos poniéndose Él mismo como modelo. Sabe que nuestra caridad no es digna de imitar. Siempre es y será mejor amar como Él nos ha amado (Jn 13,34). Su amor aventaja y excede en todo al nuestro, porque su principal característica es que proviene de Dios.


El artículo continua después de la publicidad:

Queremos dejarte algunas ideas para que medites cuales son las prioridades de tu corazón. Si Dios ocupa el primer lugar todas tus demás relaciones (sobre todo el matrimonio) van a estar bajo ese gran amor, y mejor aún, si tu esposa(o) ama a Dios más que a ti tendrás asegurado que tú también recibirás de su infinito amor 😉


1. Un corazón lleno es mejor proveedor de amor que uno vacío

4164759025_da547a9341_b© Brandon Warren/Flickr

No hay mejor fuente de amor que el saberse y sentirse amado por Dios. Ésta es una gran seguridad en nuestra vida y no significa únicamente saber que eres aceptado y valorado; significa que tu vida toma sentido de forma integral. Quien está lleno de ese amor, quien vive de ese amor y es capaz compartirlo, amará mejor.


Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:


2. Quien tiene buenos cimientos también podrá construir firmemente 

5548687378_7e09ace8e4_b© Phil Roeder/Flickr

El Papa Francisco refiriéndose a la vida en pareja dice: “Para vivir juntos para siempre es necesario que los cimientos del matrimonio estén asentados sobre roca firme”. Solo quien construye su vida sólidamente y no va cambiando a cada rato, quien es capaz de edificar relaciones que permanecen en el tiempo y quien construye planificada y responsablemente su vida, podrá construir y llevar adelante un matrimonio firme y resistente a todo. Quien pone su corazón en Dios tiene un comportamiento afectivo más predecible, es una persona de fiar, y justamente eso es lo que buscamos cuando pensamos en construir nuestra vida junto a alguien.


3. Si sabes a quién pedir nunca te faltará nada

2221223106_f00e1ea1c9_b© jill, jellidonut… whatever/Flickr

Podemos buscar sucedáneos por todas partes: cosas, emociones, personas, etc., cosas que aparentemente nos hagan felices, nos llenen, nos den sentido y nos motiven… pero solo hay una que da aquello que no se desvanece con el tiempo: Dios. El Papa Francisco nos enseña que así como “en el Padrenuestro decimos: danos hoy nuestro pan de cada día, en el matrimonio podemos aprender a rezar así: danos hoy nuestro amor de cada día”.


4. Si comprendes lo que significa servir a Dios y en tu vida lo pones en práctica, tu familia también lo hará

child-774063_1280© Pixabay.com 

Quien ama a Dios con todo su corazón pone los dones que ha recibido en sus manos y busca hacer de su vida un acto agradable a Él. Si esa persona se enamora y forma una familia podrá cumplir con la vocación de ser iglesia doméstica colaborando con el plan de Dios en la crianza de los hijos mediante un testimonio de fidelidad y de servicio mutuo. San Josemaría Escrivá lo explicaba muy bien diciendo que:

“Los esposos cristianos han de ser conscientes de que están llamados a santificarse santificando, de que están llamados a ser apóstoles, y de que su primer apostolado está en el hogar. Deben comprender la obra sobrenatural que implica la fundación de una familia, la educación de los hijos, la irradiación cristiana en la sociedad. De esta conciencia de la propia misión dependen en gran parte la eficacia y el éxito de su vida: su felicidad”.


5. Quien se sabe perdonado siempre sabrá perdonar y pedir perdón

mom-940771_1280© Pixabay.com

Quienes aman a Dios han tenido que hacer las paces con Él más una vez. Nuestra condición de fragilidad y de pecado nos lleva a ver nuestros errores con honestidad y a pedir perdón sinceramente. Este ejercicio de humildad, de reconciliarse y hacer las paces con Dios es el sustento para perdonar y pedir perdón cuando nuestras esposas(os) no hacen las cosas del todo bien o cuando nosotros mismos nos equivocamos en el camino. El Papa Francisco se refiere a esto con mucho humor:

“Jesús que nos conoce bien, nos enseña un secreto: no acabar jamás una jornada sin pedirse perdón, sin que la paz vuelva a nuestra casa, a nuestra familia. Es habitual reñir entre esposos, porque siempre hay algo por lo que hemos reñido. Tal vez os habéis enfadado, tal vez voló un plato, pero por favor recordad esto: no terminar jamás una jornada sin hacer las paces. ¡Jamás, jamás, jamás!”.

Esperamos que te hayas convencido de lo importante que es que tu pareja esté más enamorada de Dios que a ti. ¡Ojo! ¡eso no significa que te quiera menos! 😉


 Y para terminar… te dejamos un último pensamiento:

http://biblioteca.catholic-link.com/post/130146091743/infografía-cómo-rezar-por-tu-esposo-o-esposa

Misionero laico a tiempo completo, dedicado a la Evangelización de jóvenes. Charlista y escritor. Es también vloguero en Catholic-link www.sebacampos.com


Misionero laico a tiempo completo, dedicado a la Evangelización de jóvenes. Charlista y escritor. Es también vloguero en Catholic-link www.sebacampos.com

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados