10 sencillas frases para hacer más valiosas las pequeñas cosas en tu día



La vida es corta. Ninguno de nosotros sabemos ni el día ni la hora en que dejaremos este mundo y es por eso que debemos vivir intensamente, dando siempre lo mejor de nosotros, amando en cada momento y preocupándonos también por los demás. El Papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium nos dice “Hay que vivir con alegría las pequeñas cosas de la vida (…) No te prives de pasar un buen día”.

A través de este sencillo video se presentan algunas imágenes y frases que nos alientan y motivan a vivir de una mejor manera. Nuestra vida nos ha sido dada para disfrutarla, aprovecharla, compartirla con los demás, vivir nuestros sueños, preocuparnos menos por las cosas sencillas y si algo no nos gusta, y está dentro de nuestras capacidades y posibilidades, cambiarlo. Siempre se puede ser mejor y luchar por alcanzar nuestra felicidad y la de los demás depende de nosotros 😉


El artículo continua después de la publicidad:

1. Esta es tu vida.

Haz lo que amas y hazlo siempre. ¿Qué es lo que amas?, ¿cuáles son tus anhelos y sueños? Es importante hacernos estas preguntas y saber que estamos haciendo lo que amamos y lo que nos hace realmente felices. Para ello es importante el conocimiento personal, saber quiénes somos, qué queremos y a dónde vamos. Cuál es nuestra misión y cuál es nuestro sentido de vida. Santa Catalina de Siena nos dice: “Si sois lo que tenéis que ser, prenderéis fuego al mundo entero”.


[]
1 Step 1

Recibe Catholic-Link en tu Email

Recibirás los mejores contenidos de la página junto con información sobre nuestras conferencias online.

Previous
Next

2. Si no te gusta algo, cámbialo.

Según nuestras capacidades y posibilidades podemos cambiar algo que no esta bien o que no nos llena por completo. A veces las cosas dependen de la actitud con la que nos enfrentemos a la vida. Es en este sentido que debemos examinarnos a conciencia y saber qué estamos haciendo para ser mejores personas, qué nos sobra, qué nos falta y qué es lo que necesitamos para poder cambiar. Debemos recordar que todos podemos hacerlo, y que como cristianos, estamos también invitados a la conversión, es decir a un total cambio interior que transforme de manera profunda nuestra mente y corazón.


Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:

3. Si no tienes mucho tiempo, deja de ver TV.

Dicen que el tiempo es oro y eso es muy cierto. El tiempo pasa muy rápido sin darnos cuenta. Por eso es importante que lo aprovechemos al máximo y disfrutemos de lo que estamos haciendo. Si no tienes mucho tiempo entonces organiza tus días. Piensa qué es lo más importante y dale prioridad a aquellas cosas. Puedes hacerte algunas preguntas cómo: ¿Cuánto tiempo dedico a Dios, a mi oración, a mi familia, a mis amigos?, ¿cuánto tiempo dedico para reflexionar, leer?, ¿cuánto tiempo dedico para ayudar a los demás?

4. Si estás buscando al amor de tu vida, estará esperando por ti cuando empieces a hacer cosas que amas.

sunset

© Pixabay

Descubre la belleza interior que hay en ti. Sé tu mismo y actúa con transparencia. Empieza a hacer lo que amas y confía en el plan que Dios tiene preparado para ti. Cuando aparezca el amor de tu vida se enamorará de quién eres y de esa belleza y brillo que brotan de hacer lo que amas.

5. No analices tanto: la vida es simple.

A veces la vida es más simple de lo que parece. Nos ahogamos en un vaso de agua y nos complicamos ante las cosas sencillas encerrándonos en nosotros mismos. Vive el presente y pon el futuro en las manos de Dios. No analices tanto. Muchas veces por analizar nos podemos perder grandes oportunidades o personas que tenemos al frente de nosotros y no nos damos cuenta.

6. Abre tu mente y corazón para nuevas cosas y personas. 

Nadie ama lo que no conoce. Abre tu mente y corazón para nuevas cosas y personas. Siempre tenemos algo que aprender y dar, y es cuando amamos que más nos conocemos a nosotros mismos y descubrimos nuestro mundo interior y todo lo que somos capaces de hacer. Abrir nuestra mente y corazón nos ayudará a vivir la vida de una manera más auténtica y entregada.

7. Viaja siempre: perdiéndote te puede ayudar a encontrarte a ti mismo.

Viaja cuando puedas. No tienes que irte muy lejos necesariamente. De repente puedes hacer un paseo para conocer más tu ciudad o salir fuera de ella solo/a, con tu familia o amigos. Estos espacios siempre ayudan a encontrarse con uno mismo y nos permiten hacer un alto en nuestra rutina para pensar cómo estamos realmente y si estamos donde queremos. Además nos ayudan a abrir nuestro mundo y nuestra mente y quien sabe, conocer a otras personas que enriquezcan nuestra vida. El viajar, el conocer otros lugares y realidades son también una posibilidad para encontrarnos con Dios, con otros corazones y con la naturaleza.

8. Todas las emociones son hermosas.

No tengas miedo de sentir. Las emociones son hermosas. Descubre en cada una de ellas el significado que tienen para ti. No tengas miedo ni vergüenza de compartirlas con los demás y abrir tu corazón a las personas que más quieres. Recuerda que todos somos seres humanos y todos sentimos. No te olvides tampoco de la importancia de ponerte en el lugar de los otros y de lo que sienten.

9. Aprecia cada bocado, cada sabor, cada situación por más pequeña que sea. 

Aprecia cada cosa que haces y disfrútala. Aprecia cada detalle que la vida nos da y no dejes de sorprenderte. Aprende a observar y contemplar. No dejes que las cosas pasen rápido como parte de la rutina.

10. Finalmente, comparte tus sueños, lo que te apasiona con los demás.

life

© Pixabay

Sabes cuáles son tus sueños?, ¿qué te apasiona? ¡Compártelos con los demás! Hay mayor alegría en dar que en recibir. La vida se trata de las personas que conoces y las cosas que creas con ellos. Ten muchos amigos y comparte con ellos. Recuerda una vez más que la vida es corta y por eso hay que vivirla bien e intensamente. Siempre está en nuestra posibilidad ser felices y encontrarle un sentido a lo que hacemos y por lo cual vivimos, todo depende de nosotros y nuestra actitud.

Cuando te vayas a dormir pregúntate, ¿soy feliz?, ¿estoy siendo yo mismo?, ¿estoy dando todo de mí o puedo dar más?, ¿estoy ayudando a los demás?, ¿estoy viviendo mi vida de manera correcta? Finalmente recuerda, que como dice Viktor Frankl – neurólogo y psiquiatra austriaco que sobrevivió a varios campos de concentración nazi: 

El hombre se autorrealiza en la misma medida en que se compromete al cumplimiento del sentido de su vida.

Francesca Giannoni

Francesca es peruana, licenciada en Comunicaciones por la Universidad de Lima. Algunas de sus aficiones son la fotografía –especialmente si se trata de la naturaleza-, viajar, vivir nuevas experiencias y compartir con sus amigos.


Francesca Giannoni

Francesca es peruana, licenciada en Comunicaciones por la Universidad de Lima. Algunas de sus aficiones son la fotografía –especialmente si se trata de la naturaleza-, viajar, vivir nuevas experiencias y compartir con sus amigos.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados