Los 3 mejores videos para celebrar el don de la maternidad

mama

Catholic-link.com.-

Este post no necesita de mucha introducción, ni explicación, y menos la seguridad de una buena conclusión que deje claro el mensaje. En pocas palabras y de manera sencilla se puede decir que no se va a “explicar” nada sino que se va a “mostrar” algo. Como pasa con el arte, como pasa con la pintura, con la música o con un poema, se llegará a lo cierto de manera directa, casi inmediata, pues ante lo evidente las explicaciones no son necesarias. Y es que para hablar de la madre no podemos caer en el plano de la explicación. Es una cuestión que está al nivel de la contemplación. Y no se trata de exageraciones poéticas. El misterio de la maternidad debe ser de las realidades más santas de la naturaleza humana y del cosmos en absoluto. Expresa con infinita belleza la realidad de la comunión, de la creación, de la alegría y el dolor, de la muerte y la vida: del amor. Encierra en sí una dinámica casi sacramental en donde se vislumbra el rostro mismo de Dios Amor. Por eso, cuando se quiere hablar de la madre, las palabras resultan insuficientes, se quedan chicas para expresar lo inefable y el silencio termina siendo lo mejor, el mismo silencio de nuestra Madre.

Y es que para hablar de la madre no podemos caer en el plano de la explicación. Es una cuestión que está al nivel de la contemplación.

Como seres humanos, somos a veces capaces de olvidar las cosas esenciales, de perder el asombro por realidades maravillosas de la vida. Nicomedes Santa Cruz, poeta del siglo XX, en los versos de un poema sobre: “Este domingo de mayo” describe con intensidad la experiencia de la insignificancia de todo lo que hace el hombre para tratar de celebrar “a la que le dio la vida/con llanto, sudor y sangre” como, por ejemplo, “marcar un día del año/para querer a la madre” y en ese día, haciendo de todo, “creer pagar lo impagable”.

Que estos videos nos lleven a contemplar este gran misterio, que nos lleven a agradecer a nuestras madres, también a las que están en el Cielo, por todo lo que hicieron y hacen por nosotros. Y que nos ayude a que, luchando por darle con el corazón su máximo significado a la palabra “gracias”, busquemos hacer más feliz a nuestra madre incluso “cuando toda una existencia/no basta para adorarle”.





Franco Lanata

Es laico consagrado en el Sodalicio de Vida Cristiana. Es peruano y actualmente vive en Santiago de Chile, donde estudia literatura y filosofía.


Franco Lanata

Es laico consagrado en el Sodalicio de Vida Cristiana. Es peruano y actualmente vive en Santiago de Chile, donde estudia literatura y filosofía.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados