La esperanza no puede ser decapitada: Carta del pueblo de la cruz al ISIS



El asesinato de nuestros hermanos cristianos y no cristianos en Medio Oriente es una realidad muy dolorosa para todos. Vemos, con mucha tristeza, como ese odio se extiende y toca cada vez más nuestro “mundo occidental” con lo acontecido ayer en París. Nuestras mentes y corazones toman conciencia de que no es circunstancial: no se trata de “esas cosas que pasan lejos”. El odio ha herido a nuestros amigos y vecinos, la violencia que vivimos compromete a nuestro mundo en su totalidad. Nos encontramos frente a las terribles consecuencias de una sociedad cada vez más alejada de Dios que se vuelve contra sí misma y se deshumaniza.

Somos perseguidos por la fe que el Occidente representa. ¿Qué hace falta para que entendamos eso? ¿Somos conscientes de lo que esto significa? Hoy nuestra fe esta llamada a ser luz de esperanza y nuestro cristianismo, más confesional y decidido.


El artículo continua después de la publicidad:

Con el video de hoy queremos recordar cuál es la principal respuesta que como cristianos debemos dar a semejante barbarie: rezar por nuestros enemigos, rezar por la paz y la conversión de los violentos, para que Dios tenga misericordia de ellos, los perdone y el mundo se vuelva a Dios. Estas son las enseñanzas que Jesús, nuestro Señor, nos ha dejado a nosotros, el pueblo de la Cruz. “… Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen y orad por los que os ultrajan y os persiguen” (Mt 5,44).

Para muchos ¡es tan difícil, tan duro amar a sus enemigos! Me pongo en los zapatos de los padres que han perdido a sus hijos, los hijos que perdieron a sus padres, tantos hogares rotos por el odio y extremismo…


[]
1 Step 1

Recibe Catholic-Link en tu Email

Recibirás los mejores contenidos de la página junto con información sobre nuestras conferencias online.

Previous
Next

¿Cómo se puede amar a los que toman la decisión de bombardear un sitio y matar a tantas personas? (…) también nosotros tantas veces nos convertimos en enemigos de los demás: no queremos su bien. Y Jesús nos dice que ¡debemos amar a los enemigos! ¡Esto no es fácil! No es fácil… ¡Incluso pensamos que Jesús nos pide demasiado! Dejamos esto para las monjas de clausura, que son santas; dejamos esto para las almas santas, pero para la vida común esto no funciona…. ¡Y debe funcionar! Jesús dice: ‘¡Nosotros debemos hacer esto! Porque sino sois como los publicanos, como los paganos. No sois cristianos.Papa Francisco, 18 de Junio de 2013


Publicidad:


El artículo continua después de la publicidad:

En medio de esta oscuridad y dolor, no perdamos de vista la esperanza y las palabras de Jesucristo que nos aseguran que la batalla contra el mal ya ha sido ganada.

Nos unimos a este mensaje de amor hacia el pueblo del ISIS. De parte de nosotros, el pueblo de la Cruz.


Silvana Ramos

Silvana tiene 38 años, es ingeniera y trabajó muchos años en una empresa de innovación. Hace 5 años fue mamá por primera vez y hace 3 años renunció a la ingeniería para dedicarse a sus hijos. Hoy es mamá de 3. El matrimonio y la familia se han convertido en su verdadera vocación.


Silvana Ramos

Silvana tiene 38 años, es ingeniera y trabajó muchos años en una empresa de innovación. Hace 5 años fue mamá por primera vez y hace 3 años renunció a la ingeniería para dedicarse a sus hijos. Hoy es mamá de 3. El matrimonio y la familia se han convertido en su verdadera vocación.
Imagen:

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados