¿Con cuántos te acostaste antes de casarte conmigo? Respuesta cristiana a una verdad incómoda

Haz click para comprar el ebook de nuestro autor (¡Buenísimo!, por cierto)

Cuando veo este tipo de videos me viene a la memoria esos avisos que ponían en los videos de riesgo: “No intentes esto en casa, los participantes en estas escenas de riesgo son profesionales que están especialmente entrenados para sobrevivir a estos accidentes”.

Pues bien, el video que vemos hoy no trae esa advertencia. Y con brutalidad nos sumerge en un mundo donde la promiscuidad parece ser algo normal. Y esperable en cualquier pareja. No es extraño, en la sociedad pansexualizada en la que vivimos, que la virginidad sea considerada una anormalidad, hasta el punto que, por lo que parece, no hay una sola pareja en el video que haya sido casta. Es un hecho real que más del 90 % de jóvenes americanos inician su vida sexual mucho antes de casarse.

¿Cuál es el objeto del video? Aunque parezca increíble, el sitio Elite Daily lo publica en su sección de “Humor”. Salvo que sea humor negro, no logro encontrarle ningún tipo de humor. De hecho, la mayor parte de las parejas involucradas parecen sentirse incómodas con la pregunta: no importa si el número de compañías sexuales fue una o ciento cincuenta, el hecho es que no es un tema que quieran hablar abiertamente. Una pareja de hecho se niega rotundamente a hacerlo. Y es que el pudor funciona aun en aquellas personas que han sido muy promiscuas sexualmente hablando, y es la más clara demostración de que más allá de que presuman del número, saben perfectamente en su corazón que por más “normal” que quiera hacerlo aparecer el video, no es algo moralmente bueno. Podríamos decir incluso que esta situación además de incomodidad genera dolor. ¿Y por qué sucede esto si es tan normal? Muchos de los jóvenes, y no tan jóvenes, creen que lo hecho en el pasado no afecta las relaciones futuras… pero esto no es tan real.




El estudio del National  Marriage Project de la Universidad de Virginia (Before I do – Galena K. Rhoades and Scott  M. Stanley) afirma que la lógica nos puede llevar a la siguiente conclusión; es usual que mientras más experiencia se tenga un área más experto te vuelves, por ejemplo con el trabajo o profesión esto es real. Pero, en el caso de las parejas sucede lo mismo? No necesariamente. Los estudios demuestran que la inestabilidad e insatisfacción matrimonial aumenta mientras más parejas sexuales se haya tenido. Una respuesta a esta afirmación tiene que ver con que mientras más parejas tenemos más fuerte es la idea de que todas son reemplazables, el nivel de compromiso decrece. Y esto lo sienten sus pares: “No soy único” “Puede reemplazarme con varios/as más” “No soy especial” “Ya han habido otros especiales” El matrimonio empieza a significar, en lugar de compromiso, las oportunidades que me estoy perdiendo o que estoy dejando de lado. El sentido del amor se desvirtúa por completo. La elección de pareja se vuelve algo así como la elección de un menú en el que se comparan opciones.

Pero no sólo esto. El tener tantos compañeros sexuales puede hacer cambiar el alma de una persona de una forma tan radical que le será cada vez más difícil recuperarse. Jason Evertt, en ChastityProject.com, lo explica así: “Cuando uno tiene una quemadura de primer grado, la piel se enrojece y se pone mucho más sensible. Pero se sana rápido. Cuando tenemos una quemadura de segundo grado, la piel queda con ampollas, tarda mucho más en cicatrizar y mientras cicatriza se insensibiliza. Pero cuando alguien tiene quemaduras de tercer grado, la piel se pone negra y las terminales nerviosas se queman, se mueren, esa piel queda muerta por mucho tiempo,  y puede que nunca recupere completamente su capacidad sensitiva. Lo mismo ocurre con el alma de quienes se exponen a la promiscuidad sexual. Pierden la capacidad de amar realmente”.

¿Conviene hacer esto en casa, hablar del tema? Depende. Por supuesto que debemos saber con quién estamos si nuestra relación está empezando. Y sería fantástico que estuviéramos con una persona que no haya tenido antes relaciones sexuales. Si vamos a preguntar esto, tenemos que “Revestirnos de entrañas de misericordia” como dice San Pablo (Col 3, 12). Dios no lleva cuenta del mal, y nos perdona y nos ama sin límites. Si vamos a indagar el pasado, tenemos que saber comprender que más allá de los pecados, la misericordia de Dios es infinita.

acostaste

Catholic-link.com.-

No somos perfectos, y aun cuando hayamos sido castos en nuestra vida previa, no podemos juzgar con dureza a nuestro novio, novia o cónyuge porque nosotros no vivimos su historia, una historia que ahora es tan frecuente. “Aquél de vosotros que esté libre de pecado que arroje la primera piedra” (Jn. 8:7)

La pureza se puede recuperar. Tendremos que plantear juntos estrategias para que ese pasado de pecado se convierta en un mal recuerdo y sea perdonado. El primer paso es volver a Dios, a través de la oración y los sacramentos de la Reconciliación y Eucaristía. El Papa Francisco en el tercer domingo de Cuaresma, visitando una parroquia de la periferia Romana respondió a una niña que le preguntó ¿Cómo vivir la sexualidad cristianamente?

(…) si uno piensa que la vida moral es solamente ”hacer esto” y ”no hacer aquello” … no es cristiano. Eso es una filosofía moral, pero no, no es cristiano. Cristiano es el amor de Jesús que es el primero en amarnos. La moralidad cristiana es ésta: ¿Has caído? Levántate enseguida y continúa. Este es el camino. Pero siempre con Jesús. Papa Francisco, Catequesis 05 de Febrero 2015.

¿Es posible recuperar la pureza? ¡Por supuesto que sí! Cuando se encuentra el Verdadero Amor de Dios en nuestro cónyuge, novio o novia, tendremos la oportunidad de comenzar de nuevo, y renovar nuestros votos de castidad y fidelidad por amor a esa persona especial a la que amamos EN DIOS, primero en Él. Que las reacciones que vemos en las parejas del video nos lleven a cuestionarnos el verdadero sentido de un enamoramiento, el verdadero sentido del amor entre un hombre y una mujer.

Andrés D' Angelo

Andrés es argentino. Junto con su esposa Mariana es miembro del Movimiento Apostólico de Schoenstatt. Tienen cuatro hijos. Escribió el libro "Matrimonio Fácil para tiempos difíciles". Actualmente dirige un programa de Radio.


Andrés D' Angelo

Andrés es argentino. Junto con su esposa Mariana es miembro del Movimiento Apostólico de Schoenstatt. Tienen cuatro hijos. Escribió el libro "Matrimonio Fácil para tiempos difíciles". Actualmente dirige un programa de Radio.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados