La planificación natural: ¿Por qué la han empezado a recomendar instituciones no religiosas?

La decisión que toman las parejas para tener hijos debe basarse en el recto ejercicio de su libertad, orientada hacia el bien.

Existe un gran mito alrededor de los católicos que asegura que como la Iglesia no “permite” cuidarse, nos llenamos de hijos porque no usamos métodos de planificación familiar artificiales. Si a eso le sumamos que el mundo de hoy vende la libertad como hacer lo quieres cuando quieres, el recto ejercicio de la sexualidad se ve como represión. Así, etiquetas como “irresponsables” cuando tienes muchos hijos, o “reprimidos” cuando usas un método de planificación familiar natural (PFN), van soltándose de aquí para allá, bajo el escudo de la supuesta libertad.

Por eso este video es particularmente didáctico para tratar el tema del ejercicio de la sexualidad. Ha sido producido por un organismo llamado Population Research Institute, organización secular, no religiosa, que expone objetivamente los pros y los contra de una PFN, no sólo a nivel fisiológico sino también a nivel psicológico y moral. Lo que es interesante notar, pues estas organizaciones no suelen promover los métodos naturales como parte de su agenda.



Como el tema se presta para tratados de miles de páginas que van desde argumentos médicos hasta antropológicos sobre cómo ejercer rectamente la sexualidad, aquí nos vamos a centrar en dos puntos para reflexionar, por separado o junto, como mejor nos parezca. El primero es sobre lo que significa lo “natural” en el ser humano. El segundo sobre qué es la virtud de la castidad. Es importante que luego busquemos profundizar por nuestra propia cuenta en estos dos temas para entender cómo vivir mejor y más felices nuestra vida en pareja.

¿Qué es lo natural?

Lo natural es lo que corresponde a la naturaleza del hombre, no a sus desviaciones o fallos, sino a su manera correcta de ser. Lo que sucede es que actualmente la palabra se usa, en el lenguaje coloquial, para designar a los defectos del hombre. Por ejemplo, nos parece muy natural que un hombre se enamore perdidamente de una mujer más joven, que no es su esposa. Es natural que alguien con muchas presiones se drogue o emborrache. Es natural hoy en día que la mayoría de parejas se divorcien. Pero estos últimos ejemplos de cómo definir lo natural, ¿son buenos para el ser humano, lo hacen más feliz, mejores personas? Por eso, cuando hablamos de natural no importa lo que suceda en la historia, nos importa lo que le corresponde a la naturaleza humana. Y desde ese ángulo podemos discernir si lo que está sucediendo está bien o mal. ¿Hay alguien que pueda afirmar, por más anticatólico que sea, que está muy bien que haya tantos divorcios en el mundo, que es muy bueno para nuestra sociedad y para los hombres? Por eso también la Iglesia es muy firme (no retrógrada, por si acaso) frente a lo qué es matrimonio y lo que no es. Y para mantener su firmeza se basa en el derecho natural. No en simples caprichos de poder ni en tendencias históricas.

Frente a esta definición de natural, entonces, ¿lo que muestra el video tiene o no un sustento claro sobre lo que es lo mejor para el ser humano en cuanto a la Planificación Familiar?

¿Qué es la virtud de la castidad?

Como toda virtud, es el recto ejercicio de algo. Es un hábito bueno. Así, la castidad es el recto ejercicio de la sexualidad. ¿Y cómo es este recto ejercicio? La virginidad si no estás casado (soltero, consagrado, viudo, etc.) y la apertura a la vida si estás casado. Pero como Dios lo ha pensado todo, no ha hecho de la sexualidad en el matrimonio algo terrible e imposible de hacer sólo por placer. Existe un ciclo en la mujer que tiene fases fértiles y otras infértiles. ¿Qué es fácil? Tampoco. Exige, como dice el video, en primer lugar, conocer nuestro cuerpo y luego, orden y disciplina, como cualquier cosa buena que uno hace. Y ojo: no es represión. Cuando quieres algo en la tienda y no tienes dinero para comprarlo, ¿lo robas? Seguramente que no, porque has trabajado la virtud de la honestidad. Y no te están gritando por las esquinas: “¡Fuera,  reprimido. Deberías ser libre, hacer lo que quieras!”. ¿O sí? Es que claro, en un mundo tan erotizado como el nuestro, los ojos están muy puestos en este tema de la sexualidad. Pero, y aquí volvemos al primer punto, ¿lo “natural” es hacerlo cuando quieres, donde quieras y con quien quieras? ¿Es “natural” o no tener autodominio? ¿Te hace mejor persona, te humaniza? ¿O al contrario?

La vida sexual de una pareja es algo muy íntimo. Cada matrimonio tiene sus formas y motivos para tener o no tener más hijos. Lo importante es saber que la decisión que toman no se basa en argumentos egoístas y que no afecta su integridad física ni moral, ni su libertad entendida como orientar su voluntad hacia el bien.

Para terminar compartimos lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica sobre los métodos de PFN: 

Estos métodos respetan el cuerpo de los esposos, fomentan el afecto entre ellos y favorecen la educación de una libertad auténtica.

Giuliana es comunicadora social y máster en Matrimonio y Familia. Es mamá de una niña y un niño. Tiene el blog de La Mamá Oca y ha escrito el libro "Educación en serio", todo esto para orientar a los padres en la crianza de niños.

@lamamaoca

Educando seres humanos felices


Giuliana es comunicadora social y máster en Matrimonio y Familia. Es mamá de una niña y un niño. Tiene el blog de La Mamá Oca y ha escrito el libro "Educación en serio", todo esto para orientar a los padres en la crianza de niños.

@lamamaoca

Educando seres humanos felices

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados