Video que descarta la existencia de Dios se vuelve viral. Nosotros respondemos así

La fe cristiana constatando el absurdo, afirma que existe una luz para amar aún en medio de la oscuridad. Y esa luz viene de Dios.

El video de hoy es una entrevista, al conocido comediante, actor, director y escritor británico Stephen Fry elegido por The Observer entre los cincuenta mejores cómicos de la historia. Este personaje es bien conocido por su agudo cinismo, su peculiar estilo del humor típicamente británico, sus implicaciones políticas y su fanatismo por la tecnología digital.

El periodista aborda a Stephen con la pregunta ¿Qué le diría a Dios si se lo encontrara cara a cara en el cielo? Este responde desde su propia perspectiva de un Dios cruel y malvado que nos hace la vida imposible y al que no debemos tenerle ni la menor consideración … Veamos que opinan de este video nuestros blogueros asociados …



Luis Xavier Moxo

Autor del blog: Echad vuestras redes

luis xavier

Conoce el blog de Luis Xavier

¿Sabemos cómo es realmente Dios para tratar de juzgarle? Observamos la naturaleza y vemos que, ciertamente, la de fuera de nosotros mismos, pero sobre todo la nuestra está empecatada, está influenciada por el pecado, por el mal, el dolor, la enfermedad y la muerte. Creemos que un Dios todo bondadoso y poderoso no podría permitir que la Naturaleza se viera afectada por algo distinto a nuestro bien, al de toda la humanidad y el cosmos. Y, sin embargo, existe una tendencia y una influencia en cada ser, por minúsculo que sea, a extender ese mal o a entorpecer la acción del Sumo Bien que Dios Misericordioso es.

La postura nuestra no puede ser la de un juez “neutral” “imparcial” ante Dios (desde la barrera de nuestro cierto ateísmo o desconfianza), tampoco la de una pasividad pretendidamente inocente o escandalizada (como muestra el vídeo), ni la de quien pretende desapuntarse de la Gracia y la Fe que Dios da a quien se atiene a todos los factores que constituyen la realidad, y la hacen ver, en último término como radicalmente positiva.

Fiarse de un Padre Bueno que da total libertad para que crezca la cizaña de la desobediencia junto con las semillas de la Palabra de Verbo es todo un reto. Para los que llevan la razón hasta sus últimas consecuencias también. Nos va la vida en ello. Primero se nos pide fe, esperanza, amor y lo demás, las respuestas a todas nuestras preguntas, las certezas mayores que esperamos, vendrán siempre luego y por añadidura.


Santi Casanova

Autor del blog: Narraluz

santiago-casanova

Conoce el blog de Santi

Tengo que reconocerlo. Lo que dice el señor Fry tiene sentido. Tiene todo el sentido del mundo, sobre todo para quién no ha tenido un encuentro personal con el Señor. Pero yo también me he hecho muchas veces algunas de las preguntas que él se hace y también me he quedado sin respuestas. Como dijo el Papa recientemente en su viaje a Filipinas … no hay respuesta a muchas cosas. Debemos aceptarlo en lugar de contraargumentar. No hay respuesta. Hay una parte de Dios que se nos escapa, que incluso creyendo en Él no entendemos. No la entendemos y la aceptamos dificultosamente… Y creo que debe ser así. ¿Por qué no? Ahora bien… ¿puede ser una relación de amor de otra manera? ¿Puede haber una relación de amor sin sufrimiento, sin desencuentro, sin falta de entendimiento… sin la gran dificultad de aceptar aquello que nos duele del amado? Miremos nuestro matrimonio, nuestras amistades, la relación padres-hijos… ¿No se trata precisamente de eso? Tal vez la diferencia entre el señor Fly y yo no es tanto la indignación ante ciertas cosas como la concepción misma de Dios. Jesús de Nazaret no es, evidentemente, su Dios griego. Jesús de Nazaret es Dios que me ama. En realidad es el Dios que menos juega con sus criaturas. Esto es tal vez lo que no puede aceptar de ninguna manera el señor Fly. La cruz, al fin y al cabo, fue, es y será motivo de escándalo.


Néstor Mora

Autor del blog: EclesiasTIC

nestor-mora

Conoce el blog de Néstor

Stephen Fry tiene razón. Ese dios que nos pinta es imposible y por lo tanto, no puede existir. El problema es que ese dios nos lo han ofrecido desde pequeños como sustituto sencillo y directo de Dios. Dios es sentido de nosotros mismos y de todo lo creado. Dios es libertad, que conlleva dolor y felicidad, espacio para la injusticia y la misericordia, amor y odio, luces y sombras, rocas y seres humanos.

Dios es demasiado incómodo para que la sociedad llegue a aceptarlo tal como realmente es. Cristo ya lo dijo. ¿Nos cuesta abrir los Evangelios y leer lo que Cristo nos dijo de Dios? Mucho, porque esto conlleva dejar a un lado nuestros ídolos personales. Ídolos cómodos, llenos de histerismos humanos y de las contradicciones de quien no quiere ver la Luz porque nos descubre a nosotros mismos. Dime cómo entiendes a Dios y me dirás más de tí que de Dios.


Pilar V. Padial

Autora del blog: ¡Vive! celebra la vida

Pilar

Conoce el blog de Pilar

Cierta noche, un malintencionado cambió los indicadores de acceso a una autovía de modo que varios conductores se incorporaron circulando en dirección contraria. Mientras uno de ellos esquivaba a los vehículos que seguían el sentido acertado, los iba maldiciendo. Lo mismo hacía con los constructores de la ruta y los que organizaron las normas de tráfico. A medida que iba encontrando los accidentes que él mismo y los otros vehículos que invertían el sentido de la marcha provocaban, su ira crecía.

Otro conductor compartía sus sentimientos pero, al cruzarse con un policía de tráfico, le expuso sus quejas. Así, tras una investigación, todo se aclaró y rectificó su marcha. Ése resolvió el problema y colaboró a disminuir la siniestralidad de la autovía.

Stephen Fry no es el único con esos sentimientos hacia Dios. Lo mejor que puede hacer es planteárselos a Él con franqueza y aceptar con nobleza su respuesta. Le mostrará cómo Él no causó nuestras penas, sino que vino a sobrellevarlas y convertirlas en Gloria en la Cruz de Cristo.


José Manuel Rodriguez Canales

Autor del blog: RONCUAZ

JOSE MANUEL

Conoce el blog de José Manuel

Me piden comentar un videíto en el que el actor Stephen Fry “desbarata” el argumento religioso y “lo reduce a la nada”. Sin menospreciar para nada lo que el conocido actor (debo decir que es realmente un gran cómico y su papel como Wilde brillante) dice, hay que reconocer que su argumento (en verdad es sólo uno) es el mismo que sostiene el ateísmo desde hace doscientos años o más. Lo podríamos sintetizar más o menos así: los absurdos de la creación nos remiten al absurdo del creador o a su inexistencia.

El catolicismo ha predicado siempre la noción de misterio o paradoja por sobre la del absurdo, la ausencia de sentido o su reducción al hoy más inmediato (el “carpe diem” intramundano). Personalmente no tengo nada que discutir a las consideraciones que hace el actor inglés porque simplemente acumula hechos (enfermedades, calamidades, cosas incomprensibles). En lo que discrepo es en su interpretación de las mismas. Mientras que para él son los caprichos de un monstruo que se ceba en hacer sufrir a los seres humanos, la fe que aprendí de mis padres me dice que son los misterios que sólo Él nos revelará al fin de los tiempos, los hilos deformes del revés de una alfombra que será vista del otro lado en todo su esplendor, diseño que incluye incluso el pecado, la crueldad humana y el mismísimo ateísmo de Fry (y su aguda y a veces adolorida comicidad).

Y así como el actor no tiene en realidad más argumento que la afirmación de que lo que no se puede entender es un absurdo, la fe cristiana constatando el absurdo, afirma que existe una luz para amar aún en medio de la oscuridad. Y esa luz viene justamente de Dios, el aliado más entrañable de los seres humanos. Desde el punto de vista racional ambas son hipótesis (la del absurdo y la del misterio). De las dos prefiero la más esperanzadora porque es la única que se puede tomar realmente en serio justamente por ser más racional y no renunciar a la búsqueda de un sentido de la vida. Por lo demás, Fry parece ser un hombre en búsqueda lo que siempre felicito. La “viralidad” de la entrevista hace más bien que mal, mucho peor es la indiferencia ante un asunto tan vital como el sentido de la vida.


Hna. Xiskya Valladares

Autora del blog: Xiskya.com

xiskya-valladares

Conoce el blog de Xiskya

Hace poco el papa Francisco se quedaba sin respuesta ante la pregunta que le planteaba una joven filipina Glyzelle Palomar. Lo decía así: “Presten ustedes atención, ella, hoy ha hecho la única pregunta que no tiene respuesta y no le alcanzaron las palabras, necesitó decirlas con lágrimas.” Esta pregunta era “¿Por qué sufren los niños?” Stephen Fry viene a plantear, desde su rol de actor cómico, más o menos la misma cuestión, solo que sin lágrimas, más bien con frialdad y quizás con rabia.

El mismo papa expresa que hay preguntas ante las que solo podemos responder con lágrimas o con el silencio, pero es necesario hacerse estas preguntas. Por eso, en este video yo veo el aspecto positivo del hecho de cuestionar la fe en un Dios que no solo permite que existan los mosquitos que dejan ciego a un niño, como dice Stephen Fry, sino que llega incluso hasta la muerte de su propio Hijo, Jesucristo. Obviamente visto así, se trata de un monstruo, como dice el cómico. Lo importante está en cómo buscamos respuesta a este planteamiento. Dios será un monstruo como lo será para un adolescente su padre al que no entiende nada. Porque el misterio del mal no es fácil de explicar sin una experiencia personal del amor que es Dios mismo.

Lo cuestionable de Stephen Fry es desde dónde y cómo se hace las preguntas. Ignoro sus experiencias y no entro a juzgarle. Pero, por lo general, una mirada superficial de la vida y del dolor y del mal es un camino fácil para llegar al ateísmo. Está claro que la fe es un don, pero un don que -como todo don- hay que cuidar, incluso con la razón, pero sobre todo adentrándonos al trato personal profundo con Dios. Esas preguntas se pueden hacer desde la prepotencia o desde la humildad del que se ve sobrepasado por el dolor. Podemos, y en cierta forma debemos, “echarle en cara” a Dios aquello que no entendemos, como quien se siente sobrepasado por el misterio, desde la humildad y la impotencia. Pero es la actitud la que nos llevará a respuestas distintas.

El papa Francisco da en el clavo cuando dice: “y cuando nos hagan la pregunta “por qué sufren los niños”, por qué sucede esto o esto otro de trágico en la vida, que nuestra respuesta sea o el silencio o las palabras que nacen de las lágrimas. Sean valientes, no tengan miedo a llorar.” El misterio del mal no tendrá explicación lógica en este mundo, pero podremos darle un sentido desde esa experiencia del amor co-redentor. ¿Por qué tuvo que salvarnos Jesús desde una cruz? ¿Acaso no podía decir simplemente: “Todos salvados”? El sentido del mal y del dolor solo puede darse desde esa experiencia de amor que es otro misterio, reservado para los “amigos fuertes de Dios”.

Post Comunitario

Los Blogueros Asociados a Catholic-link son los encargados de publicar semanalmente el Post-Comunitario. Forman parte el P.Joan Carreras, Luis Javier Moxó, Néstor Mora, Manuel Rodriguez, Pilar V. Padial, P. Juan Ruiz, Hna. Xiskya Valladares y Carlos Romero.


Post Comunitario

Los Blogueros Asociados a Catholic-link son los encargados de publicar semanalmente el Post-Comunitario. Forman parte el P.Joan Carreras, Luis Javier Moxó, Néstor Mora, Manuel Rodriguez, Pilar V. Padial, P. Juan Ruiz, Hna. Xiskya Valladares y Carlos Romero.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados