¡Podemos amar porque hemos sido amados!

Súmate a la #AvalanchaDeAdviento y comparte. Cubramos cada centímetro de las Redes Sociales con el verdadero espíritu de la Navidad

we love

Captura de video

Decía una desgarradora frase de Unamuno:

«No veo orgullo, ni sano ni insano.  Yo no digo que merecemos un más allá, ni que la lógica nos lo muestre; digo que lo necesito, merézcalo o no, y nada más.  Digo que lo que pasa no me satisface, que tengo sed de eternidad, y que sin ella me es todo igual.  Yo necesito eso, ¡lo ne-ce-si-to! Y sin ello ni hay alegría de vivir ni la alegría de vivir quiere decir nada.  Es muy cómodo esto de decir: “¡Hay que vivir, hay que contentarse con la vida!”  ¿Y los que no nos contentamos con ella?».

Esta frase creo que resume no solo la potente nostalgia de infinito que hiere el corazón del hombre, sino que además se aplica de igual manera al anhelo de amar que clama nuestro inquieto corazón.  Nosotros amamos como dice el video, y no podemos evitarlo, no podemos prescindir de ello. Porque “tenemos sed de amor, y sin ella nos es todo igual. La necesitamos, ¡lo ne-ce-si-ta-mos! Necesitamos amar a los demás, necesitamos amar a Dios. No tengamos miedo de admitirlo: “sin el amor ni hay alegría de vivir ni la alegría de vivir quiere decir nada”.

¿Por qué? Porque de todas las criaturas visibles el hombre es la “única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma” (GS 24,3); sólo el hombre es “capaz de conocer y amar a su Creador” (GS 12,3); sólo él está llamado a participar, por el conocimiento y el amor, en la vida de Dios. Para este fin ha sido creado y ésta es la razón fundamental de su dignidad. Pues por haber sido hecho a imagen de Dios, “el ser humano tiene la dignidad de persona; no es solamente algo, sino alguien. Es capaz de conocerse, de poseerse y de darse libremente y entrar en comunión con otras personas; y es llamado, por la gracia, a una alianza con su Creador, a ofrecerle una respuesta de fe y de amor que ningún otro ser puede dar en su lugar”. (CIC nº357)

La clave para vivir este amor es una: recibirlo primero, o en otras palabras, dejarse amar por Dios. Ahora bien, en este tiempo de Adviento no podemos dejar pasar la gran oportunidad para dilatar más aún nuestro corazón amando, de tal manera que cuando Dios venga pueda encontrar un lugar donde su amor nazca en todo su esplendor, y haciéndolo nos rebase, y rebasándonos se difunda como el buen perfume que llena toda la casa. No dejemos que se apague el fuego que se ha encendido en nuestro interior estos días. Esa es la clave para llenar de luz esta Navidad. Debemos ser como esa corona de Adviento que se enciende progresivamente hasta volverse llamarada que ilumina toda la casa. Símbolo excelente de esa tensión de espera, de quien aguarda hasta que llegue la verdadera Luz que brilla en las tinieblas.

 Tenemos que empezar desde ya a encender nuestros corazones dejándonos amar más por Dios y amando más a los demás, para que mediante el fuego de este amor, transformemos los corazones de tantos que viven en la indiferencia y soledad. Como decía poéticamente Saint Exupery: “¿Qué hay que hacer para que todo un bosque desaparezca? ¡Oh, es demasiado difícil…! ¿Qué hay que ser? ¡Hay que ser un incendio!”. Este es el secreto para incendiar el mundo con el amor de Cristo: hay que ser fuegos que enciendan otros fuegos, y eso depende mucho más de SER que de HACER. Hay que ser más de Cristo, estar más en contacto con el Señor en lo cotidiano (a través de la profunda oración, de los sacramentos, los actos de caridad, etc.). Ya lo decía también Santa Catalina de Siena “si fuésemos lo que tendríamos que ser, prenderíamos fuego al mundo entero”.

Seamos pues en estos días, lo que Dios nos llama a ser.

Daniel Prieto

Es chileno y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.


Daniel Prieto

Es chileno y se prepara para ser sacerdote. Actualmente estudia teología en la universidad Gregoriana de Roma.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados