¿Cómo reaccionarías ante este acto de discriminación?

Cuando en un mundo globalizado el racismo continúa siendo un problema. ¿Cuál es nuestro desafío como cristianos?

Triste escena en un restaurante

Parece increíble que en un mundo como el nuestro, con innumerables avances a nivel tecnológico y científico, sigamos padeciendo el drama, a veces silencioso, de la discriminación racial.  Claramente la globalización ha disminuido las fronteras y acortado las distancias en cuanto a comunicación se refiere; brindando  innumerables posibilidades de conocer y relacionarnos con los más remotos lugares del mundo. Sin embargo, a pesar de esto, parecemos no haber comprendido de fondo la tan repetida frase: “Todos somos iguales”, y situaciones como las que observamos en el video siguen repitiéndose a cada momento y en cualquier lugar.

Este video forma parte del programa estadounidense: What would you do? (¿qué harías tú?), en el que se abordan diversas problemáticas y situaciones de conflicto en zonas públicas y se analiza la reacción de los espectadores.  En este capítulo el programa construye una situación en la que un norteamericano dirige comentarios ofensivos hacia una madre hispana y su hija.

Lo conmovedor del video es que la reacción de todas las personas es de total rechazo ante las ofensas de indignación y deseo de salir en ayuda de quienes están siendo vulneradas.  Y es que si miramos lo más profundo del corazón del hombre, descubriremos que lo propio del ser humano no es el ofender o el discriminar. Lo más humano está en reconocer el valor que toda persona tiene por sí misma, y no por su raza, su posición económica, su apariencia o sus creencias religiosas. Las personas que presencian la escena logran empatizar con la situación de la madre y la hija que están siendo atacadas, de tal modo, que se sensibilizan hasta las lágrimas ante la  discriminación racial sufrida por muchos inmigrantes que tienen que abandonar sus países en busca de mejores oportunidades.

Comparto un discurso del Papa Francisco en el contexto del Partido de Fútbol por la paz, con valiosas reflexiones sobre nuestra mirada cristiana ante la discriminación.  

El video nos plantea de manera un poco grotesca y directa el pensamiento que habita en el fondo de la mente y el corazón de muchas personas que, no solo por la condición racial sino también económica, siguen mirando a su prójimo por encima del hombro y discriminando, muchas veces de manera silenciosa a todos a quienes no comparten su misma condición. Sería bueno preguntarnos: ¿tengo yo también prejuicios frente a otras personas por su raza o condición social?, ¿soy capaz de ver en el otro a un ser humano, digno de mi respeto y mi admiración?

Nuestro reto como cristianos consiste en ayudar a recordar al mundo que nuestra dignidad de hijos de Dios no solo nos hace iguales, sino sobre todo hermanos.

Les comparto otro video que puede servir para ahondar más en este tema.

Astrid Duque

Es colombiana y laica consagrada de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación. Estudia pedagogía en Filosofía y Religión. Actualmente vive en Santiago de Chile.


Astrid Duque

Es colombiana y laica consagrada de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación. Estudia pedagogía en Filosofía y Religión. Actualmente vive en Santiago de Chile.

¿Te parece que este recurso es útil para el apostolado católico? ¿Qué le añadimos? ... Tu opinión nos ayuda a mejorar

Loading Facebook Comments ...
Catholic-Link - Background

Escribe lo que buscas

Ver todos los resultados